26 de mayo de 2014 / 21:59 / hace 3 años

Brasil liberará reservas de café si los precios suben demasiado: ministro

El productor de café Diogo muestra una cereza de café vacía, donde debieron formarse granos verdes, pero no lo hicieron debido a la sequía, en una plantación en Santo Antonio do Jardim. 6 de febrero, 2014. Brasil podría liberar parte de sus reservas públicas de café más adelante este año, en caso de que haya necesidad de aplacar un incremento de precios, pero no adoptará ninguna medida mientras los agricultores permanezcan en el proceso de cosecha, dijo el lunes el ministro de Agricultura del país sudamericano.Paulo Whitaker

PARIS (Reuters) - Brasil podría liberar parte de sus reservas públicas de café más adelante este año, en caso de que haya necesidad de aplacar un incremento de precios, pero no adoptará ninguna medida mientras los agricultores permanezcan en el proceso de cosecha, dijo el lunes el ministro de Agricultura del país sudamericano.

Brasil, el mayor productor y exportador de café a nivel mundial, experimentó una devastadora sequía en enero y febrero, lo que provocó una fuerte alza en los precios del arábiga y, según previsiones, afectaría las reservas del país.

"Si los precios aumentaran mucho, el Gobierno podría liberar parte del café sólo para controlar los precios internamente", dijo el ministro de Agricultura, Neri Geller, en una entrevista con Reuters.

Hablando al margen de una sesión general de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) en París, Geller dijo que los niveles de reservas públicas y privadas eran bajos, y que el Gobierno está evaluando la cantidad de inventarios que tiene.

Los productores brasileños de café pidieron el mes pasado al Gobierno que considere la venta de los 1,6 millones de sacos de 60 kilogramos de café que se estima que tiene en reservas para frenar la volatilidad de precios y la especulación, en momentos en que los participantes del mercado esperaban más detalles sobre el alcance de los daños derivados de la sequía.

Sin embargo, Geller indicó que todavía no era el momento de hacerlo.

"No habrá maniobras del Gobierno ahora porque los productores están cosechando y no queremos impactarlos, y los precios no están tan altos como para derivar en inflación", señaló el ministro.

Geller no dio un precio desencadenante para que el Gobierno libere parte de sus reservas, pero dijo que controlaría el mercado.

Previamente este mes, Brasil redujo su pronóstico para la nueva cosecha a menos de 45 millones de sacos de café de 60 kg, un 9 por ciento por debajo de su estimación de enero. De ese modo, alimentó las preocupaciones por el impacto del prolongado período de sequía experimentado a principios del año.

Geller se mostró optimista respecto a que el impacto de la sequía sería limitado en esta temporada.

"Si el clima es bueno habrá una recuperación gradual, ya que las plantas fueron cortadas y tratadas adecuadamente", indicó el ministro. "Los agricultores quieren producir cuando los precios están altos", añadió.

Reporte de Sybille de La Hamaide, reporte adicional de Resse Ewing en Sao Paulo. Traducido por Damián Pérez; Editado por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below