Oficina británica contra fraudes investiga a GSK por acusaciones de sobornos en el exterior

martes 27 de mayo de 2014 19:36 GYT
 

Por Ben Hirschler

LONDRES (Reuters) - La oficina contra fraudes de Gran Bretaña lanzó una investigación criminal formal sobre GlaxoSmithKline, en un nuevo reto para la farmacéutica, que ya enfrenta acusaciones de soborno en China y otros cuatro países.

La Oficina de Fraudes Graves (SFO, por sus siglas en inglés) dijo el martes que su director "abrió una investigación criminal sobre las prácticas comerciales de GlaxoSmithKline y sus filiales", confirmando un breve comunicado previo de la compañía.

"GSK está comprometida a operar su negocio bajos los mayores criterios éticos y seguirá cooperando plenamente con la SFO", dijo la mayor farmacéutica del Reino Unido.

La SFO y GSK (GSK.L: Cotización) no entregaron más detalles sobre el caso, y un portavoz de la compañía rehusó ahondar en el tema.

La medida de la SFO ocurre después de que la policía de China anunció el 14 de mayo que había acusado de corrupción al ex jefe británico de las operaciones de GSK en el país y a otros de sus colegas, luego de una investigación que halló evidencia de un complicado ardid para sobornar a médicos y hospitales. [nL1N0O0060]

El caso es el mayor escándalo de corrupción que ha afectado a una compañía extranjera en China desde la situación de Rio Tinto (RIO.L: Cotización)(RIO.AX: Cotización) en el 2009, que resultó en la condena a prisión de cuatro ejecutivos, incluido un australiano.

La decisión de la oficina británica contra el fraude no es una total sorpresa, debido a que abogados y analistas de la industria habían señalado que las acusaciones contra GSK en los mercados internacionales podrían exponerla a cargos bajo la Ley contra Sobornos del Reino Unido.

La nueva ley, como la antigua Ley contra Prácticas Corruptas en el Extranjero de Estados Unidos, prohíbe el pago a funcionarios de gobierno, incluidos médicos que trabajen para el Estado, para obtener negocios en el exterior.   Continuación...

 
Una bandera china ondea frente a un edificio de oficinas de GlaxoSmithKline (GSK) en Shanghái. 12 de julio, 2013. La oficina contra fraudes de Gran Bretaña lanzó una investigación criminal formal sobre GlaxoSmithKline, en un nuevo reto para la farmacéutica, que ya enfrenta acusaciones de soborno en China y otros cuatro países.  REUTERS/Aly Song