Economía de Brasil se estanca mientras Rousseff se apresta a buscar otro mandato

viernes 30 de mayo de 2014 12:23 GYT
 

Por Brian Winter y Silvio Cascione

RIO DE JANEIROo (Reuters) - La economía de Brasil apenas creció en el primer trimestre presionada por un desplome de la inversión, un reflejo del malestar provocado por disputas laborales y protestas que enfrenta el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, cuando faltan pocos meses para comicios en que buscará un segundo mandato.

Los datos publicados el viernes por el Gobierno parecían en su mayoría un disco rayado de la tendencia de los últimos tres años en Brasil: contracción de la producción fabril, baja de la inversión y un gasto del consumidor estancado.

Sin embargo, un buen desempeño de la agricultura y el elevado gasto público a las puertas de la elección de octubre inclinaron la balanza general hacia un modesto crecimiento.

La economía de Brasil creció un 0,2 por ciento en el primer trimestre, respecto de los tres meses anteriores, informó el viernes el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), cifras que estuvieron en línea con las expectativas del mercado, según un sondeo de Reuters.[ID:nL1N0O918C]

Sin embargo, se trata de un crecimiento menor al 0,4 por ciento del cuarto trimestre, una cifra que fue revisada a la baja.

"No puedo encontrar nada positivo (en los datos)", dijo Bruno Rovai, un economista de Barclays. Junto a otros analistas ve que la caída de la confianza entre inversores y consumidores, además del alza de los inventarios, posiblemente seguirá debilitano la actividad económica durante 2014 y probablemente después.

No obstante, el desempleo sigue cerca de un mínimo y la pobreza sigue disminuyendo, por lo que muchos brasileños consideran que aún pueden hacer cuentas positivas tras los progresos logrados en la última década.

Este factor ayuda a explicar porque Rousseff mantiene un sólido liderazgo en los sondeos por sobre sus dos principales rivales de centro para la elección del 5 de octubre.   Continuación...

 
Panorámica de la construcción de la presa hidroeléctrica Teles Pires en la frontera entre los estados de Mato Grosso y Para, en Paranaita, en Brasil. 22 de mayo de 2014. REUTERS/Roosevelt Cassio. La economía de Brasil apenas creció en el primer trimestre presionada por un desplome de la inversión, un reflejo del malestar provocado por disputas laborales y protestas que enfrenta el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, cuando faltan pocos meses para comicios en que buscará un segundo mandato.