26 de junio de 2014 / 15:23 / hace 3 años

Gasto consumidor de EEUU sube modestamente, solicitudes de subsidios por desempleo caen

4 MIN. DE LECTURA

Un cliente mira una estantería de autos de juguetes en una exhibición de la Feria Americana Internacional de Jueguetes número 109 en Nueva York, 13 de febrero de 2012. El gasto del consumidor de Estados Unidos subió menos a lo esperado en mayo, probablemente contenido por un débil gasto en salud, lo que podría llevar a los economistas a reducir sus estimaciones de crecimiento para el segundo trimestre.Eduardo Munoz

WASHINGTON (Reuters) - El gasto del consumidor de Estados Unidos subió menos a lo esperado en mayo, probablemente contenido por un débil gasto en salud, lo que podría llevar a los economistas a reducir sus estimaciones de crecimiento para el segundo trimestre.

El Departamento de Comercio dijo el jueves que el gasto del consumidor subió un 0,2 por ciento tras permanecer plano en abril.

Los analistas estimaban que el gasto del consumidor, que responde por más de dos tercio de la actividad económica de Estados Unidos, aumentaría un 0,4 por ciento.

Ajustado por inflación, el gasto del consumidor cayó por segundo mes consecutivo, lo que sugiere que este trimestre el gasto podría tener dificultades para recuperar el impulso tras crecer en el primer trimestre a su ritmo más lento en casi cinco años.

El gasto en mayo probablemente fue contenido por débiles desembolsos en salud, que apenas subieron por segundo mes.

Los gastos en automóviles aumentaron y respondieron por más de la mitad del incremento de desembolsos en bienes duraderos.

Los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron tras el dato, mientras que el dólar recortó sus ganancias.

Informes como el de empleo, de manufacturas y de servicios sugieren que la economía ha repuntado tras hundirse en el período de enero a marzo, pero el dato de gasto indica que el crecimiento probablemente sea menor a lo esperado.

"El número de gasto del consumidor no es una aceleración suficiente para dar confianza sobre grandes números de repunte en el PIB del segundo trimestre", dijo Alan Ruskin, director global de estrategia cambiaria de G10 en Deutsche Bank, en Nueva York.

Las estimaciones de crecimiento para el segundo trimestre han llegado hasta una tasa anual de un 4,0 por ciento. La economía se contrajo a una tasa del 2,9 por ciento en el primer trimestre, su peor desempeño en cinco años.

En otro reporte, el Departamento del Trabajo dijo que las nuevas solicitudes de beneficios estatales por desempleo bajaron en 2.000, a una cifra desestacionalizada de 312.000, para la semana que terminó el 21 de junio.

El declive en las solicitudes sugiere que una reciente racha de incrementos en las nóminas por sobre 200.000 puestos de trabajo por mes probablemente sea sostenida, lo que le daría a la economía el impulso suficiente para que la inflación comience a acelerarse.

Inflacion

Un índice de precios para el gasto del consumidor aumentó un 0,2 por ciento en mayo, y por el mismo margen por tercer mes consecutivo.

En los 12 meses hasta mayo, el índice de precios de gastos de consumo personal (PCE, por su sigla en inglés) subió un 1,8 por ciento, el mayor incremento desde octubre del 2012.

En abril había avanzado un 1,6 por ciento y debería aliviar a funcionarios de la Reserva Federal preocupados de que las presiones sobre los precios fueran demasiado bajas.

Excluyendo alimentos y energía, los precios registraron un aumento del 0,2 por ciento, al igual que en abril. El llamado índice de precios PCE subyacente se elevó un 1,5 por ciento en la comparación interanual.

Fue el mayor incremento desde febrero del año pasado y tuvo lugar tras un alza del 1,4 por ciento en abril.

Ambas medidas de inflación aún están por debajo de la meta de inflación de la Fed de un 2 por ciento.

La inflación, que se ha visto contenida por débiles costos médicos y un lento crecimiento de los salarios, está siendo observada por posibles pistas sobre el momento en que el banco central realizará la primera alza de tasas de interés.

La Fed, que está reduciendo el monto de dinero que inyecta a la economía a través de compras mensuales de bonos, ha mantenido su tasa de interés referencial cerca de cero desde diciembre del 2008.

Traducido por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below