Líderes UE señalan cambio y se alejan de austeridad tras crisis de la zona euro

viernes 27 de junio de 2014 16:37 GYT
 

Por Noah Barkin y Jan Strupczewski

BRUSELAS (Reuters) - Líderes de la Unión Europea destacaron el viernes que están listos para dar más tiempo a los estados miembro con el fin de que consoliden sus presupuestos mientras avanzan con reformas económicas, en un alejamiento de la austeridad impuesta tras la crisis de la zona euro.

Presionados por el primer ministro italiano, Matteo Renzi, los líderes adoptaron un texto que prometió hacer el "mejor uso" de la flexibilidad incorporada en el documento de normas fiscales del bloque, el llamado Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Renzi, cuyo país registra la segunda deuda más elevada de Europa en más del 135 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), ha estado presionando para que se haga una interpretación de las normas fiscales más favorable al crecimiento desde que asumió el cargo en febrero, debido a que Roma no será capaz de saldar sus deudas sin un crecimiento más rápido.

"Si un país aprueba serias reformas estructurales, tiene el derecho a la flexibilidad, que es el punto político más importante", dijo Renzi a la prensa al final de una cumbre de dos días. El premier llamó al nuevo texto un "punto de inflexión" para Europa.

En realidad, Europa ha estado avanzando hacia una postura fiscal más blanda desde el año pasado en un esfuerzo por revivir el crecimiento en los atribulados estados del sur, y combatir el alto desempleo, particularmente entre las personas jóvenes.

Países como Francia y España ya han recibido tiempo adicional para alcanzar el objetivo de déficit de la UE del 3 por ciento del PIB.

En paralelo, el Banco Central Europeo (BCE) ha reducido sus tasas de interés a mínimos récord para repeler la amenaza de una deflación al estilo de Japón en la zona euro de 18 miembros.

Alemania, el más férreo defensor de severas políticas presupuestarias, teme que la flexibilidad fiscal pueda alentar una nueva ola de gastos de parte de los Gobiernos que se beneficien de los bajos costos de endeudamiento y abrir el camino a una nueva crisis.

(Reporte de Noah Barkin en Berlin, Giselda Vagnoni, Alastair Macdonald, Gregory Blachier y Jan Strupczewski en Bruselas; Traducido por Maria Cecilia Mora. Editado por Juana Casas)