4 de julio de 2014 / 17:13 / hace 3 años

Gobierno chileno condiciona balance estructural a sanción de reforma tributaria

3 MIN. DE LECTURA

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, habla en una conferencia en la Cámara de Comerio de Estados Unidos durante una presentación en un desayuno en Washington, 1 de julio de 2014. La meta de alcanzar un balance estructural en las finanzas de Chile para el 2018 estará condicionada a la oportuna aprobación e implementación de una millonaria reforma tributaria que impulsa el Gobierno, dijo el viernes el Ministerio de Hacienda.Gary Cameron

SANTIAGO (Reuters) - La meta de alcanzar un balance estructural en las finanzas de Chile para el 2018 estará condicionada a la oportuna aprobación e implementación de una millonaria reforma tributaria que impulsa el Gobierno, dijo el viernes el Ministerio de Hacienda.

El Gobierno encabezado por la presidenta socialista Michelle Bachelet, que asumió el mando del país en marzo, recibió la economía chilena en desaceleración y con un déficit fiscal estructural de entre 0,7 y 1,0 por ciento del Producto Interno Bruto.

En una nota publicada en el diario oficial el ministerio explicó las bases de su política fiscal, que incluye una paulatina salida del actual déficit en las finanzas -pese a la desaceleración de la actividad- para lograr un presupuesto en el 2018 con un equilibrio en sus cuentas.

Pero el ministerio dijo que la meta está sujeta a que en los próximos meses se apruebe la reforma tributaria y comience un alza gradual en los impuestos a las grandes empresas, desde el 20 por ciento actual hasta un 25 por ciento.

"Se ha fijado como meta fiscal converger gradualmente a una situación de balance estructural en 2018, equivalente a cero por ciento del Producto Interno Bruto anual", explicó el ministerio en la nota.

Pero explicitó que "esta meta es condicional a la oportuna aprobación e implementación del proyecto de Ley de Reforma Tributaria", actualmente en trámite en la comisión de Hacienda del Senado y donde se espera alcanzar un acuerdo hacia la próxima semana.

El aumento en los impuestos corporativos permitiría una recaudación adicional equivalente a unos 8.200 millones de dólares o 3 puntos del Producto Interno Bruto (PIB), pero además contribuiría a fortalecer y equilibrar el balance estructural.

El balance estructural es una política implementada en el 2001 que apunta a mostrar la situación fiscal en una perspectiva de mediano plazo y que hasta fines de la década pasada se ubicó en terreno positivo, apoyado en la bonanza del precio del cobre, principal exportación de Chile.

En la práctica, el balance estructural significa ahorrar en tiempos de bonanza, cuando se reciben ingresos que se sabe son sólo transitorios, para poder gastarlos en coyunturas que hacen caer los ingresos o aumentan las necesidades de gasto.

Reporte de Antonio de la Jara; editado por Hernán García

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below