Creciente alarma sobre banco Espírito Santo golpea a mercados financieros de Portugal

jueves 10 de julio de 2014 12:31 GYT
 

Por Andrei Khalip y Daniel Alvarenga

LISBOA (Reuters) - Los mercados de Portugal se hundieron y los costos de endeudamiento del país subieron con fuerza el jueves debido a los crecientes temores de que los problemas en el grupo de empresas Espírito Santo puedan tener graves implicancias.

Las operaciones de los títulos de Banco Espírito Santo (BES) fueron interrumpidas tras caer más de un 17 por ciento.

La suspensión ocurrió después de que Espírito Santo Financial Group (ESFG), dueño de un 25 por ciento de BES, decidió detener las transacciones de sus acciones y bonos debido a "dificultades materiales" en la compañía matriz Espírito Santo International (ESI).

En mayo, auditores encontraron irregularidades materiales en ESI, un conglomerado registrado en Luxemburgo, que de acuerdo a Banco Espírito Santo representaban riesgos para la reputación del prestamista.

BES ha vendido deuda emitida por ESI, pero ESI no ha reembolsado parte de sus obligaciones a tiempo.

Aún no está clara la magnitud total de la exposición de BES y ESFG a cualquier problema en ESI.

Los rendimientos de los bonos portugueses a 10 años subieron por sobre un 4 por ciento debido a las preocupaciones con el sector financiero del país, lo que trajo a la memoria la crisis de deuda, cuando Portugal se vio forzado a buscar un rescate financiero de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional en el 2011.

Portugal salió del rescate el mes pasado, pero aún tiene 6.000 millones de euros en financiamiento disponible para el sector bancario.   Continuación...

 
En la imagen, un hombre sale de la oficina principal del Banco Espirito Santo (BES) en Lisboa, Portugal. 3 de julio, 2014. Los mercados de Portugal se hundieron y los costos de endeudamiento del país subieron con fuerza el jueves debido a los crecientes temores de que los problemas en el grupo de empresas Espírito Santo puedan tener graves implicancias. REUTERS/Rafael Marchante