Rousseff ve condiciones para que mejore economía de Brasil con inversiones en infraestructura

sábado 12 de julio de 2014 15:54 GYT
 

BRASILIA (Reuters) - A pocos meses de concluir un mandato marcado por un débil crecimiento del país e iniciar una reñida carrera a la reelección, la presidenta Dilma Rousseff se mostró optimista sobre un nuevo ciclo de desarrollo y apostó a una reactivación de la actividad económica en una entrevista con GloboNews.

Para Rousseff, ese nuevo ciclo se centrará en la competitividad y también en inversiones en infraestructura, además de incluir un fortalecimiento de la educación y de la innovación, según comentó en la entrevista transmitida en la noche del viernes.

"Es un ciclo que va a apostar en la competitividad productiva", sostuvo. "Vamos a tener que invertir mucho en infraestructura, con asociaciones público privadas, sólo a través de la inversión privada -como es el caso de las concesiones- o la inversión pública. Es una combinación de todo", agregó.

Las concesiones ya fueron utilizadas en su mandato actual, pero el Gobierno enfrenta más dificultares de las que imaginaba y no pudo progresar todo lo planeado.

Incluso después del fracaso inicial de una concesión para la que no hubo compradores, el Gobierno logró a mediados del año pasado asignar 6 de autopistas. También se otorgaron a privados proyectos en 6 aeropuertos, incluidas las terminales de Guarulhos, en Sao Paulo, y de Galeao, en Río de Janeiro.

En otras áreas, sin embargo, las concesiones no han tenido éxito, como en el caso de los ferrocarriles y los puertos que aún no logran asignar obras.

El Gobierno también enfrenta respecto de la inflación, que constantemente se acerca al límite de la meta del Gobierno -de un 4,5 por ciento más dos puntos porcentuales en el año-, lo que llevó al Banco Central a subir sus tasas, después de un esfuerzo de la administración para que la tasa Selic pudiese caer a mínimos históricos.

Todo eso, para Rousseff, no puede ser analizado sin considerar el contexto de crisis internacional.

"Lo que me parece terrible en Brasil es que cualquiera puede asumir que tenemos un comportamiento de crecimiento económico compatible con otra tendencia internacional", dijo, refiriéndose a la crisis internacional. "Nosotros no solos una isla, esos hechos nos afectan", agregó.   Continuación...

 
En la imagen, la presidenta brasileña Dilma Rousseff durante una reunión con representantes del COI, en la sede presidencial, Brasilia, 11 jul, 2014.  A pocos meses de concluir un mandato marcado por un débil crecimiento del país e iniciar una reñida carrera a la reelección, la presidenta Dilma Rousseff se mostró optimista sobre un nuevo ciclo de desarrollo y apostó a una reactivación de la actividad económica en una entrevista con GloboNews.
REUTERS/Ueslei Marcelino