12 de julio de 2014 / 20:33 / hace 3 años

Paralizado bombeo de petróleo por oleoducto colombiano Bicentenario tras ataque rebelde

3 MIN. DE LECTURA

BOGOTÁ (Reuters) - El bombeo de petróleo a través del Oleoducto Bicentenario, uno de los más importantes de Colombia, fue paralizado a consecuencia de un ataque con explosivos atribuido a la guerrilla izquierdista, informó el sábado la empresa operadora de la tubería.

El atentado fue cometido el viernes cerca al municipio de Fortul, en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela, en donde se registró una explosión y un incendio de grandes proporciones que no dejó víctimas fatales ni heridos.

"Se constató afectación al oleoducto producto de una explosión registrada en zona rural del municipio de Fortul y un incendio", dijo un comunicado del Oleoducto Bicentenario, la empresa operadora conformada por un consorcio de firmas lideradas por Ecopetrol y Pacific Rubiales

La tubería de 230 kilómetros de largo tiene capacidad para transportar 110.000 barriles por día (bpd), desde los campos de los llanos orientales hasta el oleoducto Caño Limón-Coveñas, con el que se conecta.

La empresa operadora no dio una estimación precisa de cuándo podría reiniciar su operación el oleoducto, aunque dependiendo de las condiciones de seguridad en la zona del ataque, podría ser cuestión de días.

La tubería atraviesa una conflictiva zona con fuerte presencia de rebeldes las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el más pequeño Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Las autoridades militares ni la empresa operadora no precisaron cuál de los dos grupos guerrilleros cometió el ataque.

Colombia es el cuarto mayor productor latinoamericano de crudo, pero su producción y las actividades de exploración han sido afectadas por los ataques de la guerrilla contra su red de ductos y otras instalaciones.

El petróleo es el principal generador de divisas por exportaciones para la cuarta economía de América Latina y una importante fuente de ingresos por impuestos y regalías.

Durante el 2013 se reportaron 259 ataques de los grupos rebeldes contra los oleoductos de Colombia, la mayor cifra en más de una década, lo que provocó una reducción de la producción y de la exploración.

Aunque las FARC mantienen en Cuba una negociación de paz con el Gobierno colombiano para acabar con un conflicto de casi medio siglo que ha dejado más de 200.000 muertos, la confrontación se mantiene.

El Gobierno del presidente Juan Manuel Santos también busca iniciar una negociación separada con el ELN.

Reporte de Luis Jaime Acosta. Editado por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below