Ventas minoristas y datos manufactureros apuntan a fortalecimiento de la economía de EEUU

martes 15 de julio de 2014 13:52 GYT
 

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - Un indicador del gasto del consumidor en Estados Unidos subió fuertemente en junio, en la más reciente señal de que la mayor economía del mundo terminó el segundo trimestre de forma más sólida.

Ese impulso parece haberse traspasado al tercer trimestre, pues otro dato publicado el martes mostró que la actividad fabril en el estado de Nueva York se expandió con fuerza en julio.

"(La serie de datos) refuerza lo que parece ser una economía que cobra más impulso", afirmó el economista jefe de TD Securities en Nueva York, Eric Green.

El Departamento de Comercio dijo que las ventas subyacentes, que excluyen automóviles, gasolina, materiales de construcción y servicios de alimentación, aumentaron un 0,6 por ciento el mes pasado tras subir en una cifra revisada al alza de 0,2 por ciento en mayo.

Las ventas minoristas subyacentes se corresponden más de cerca con el componente de gasto del consumidor del producto interno bruto (PIB). Previamente, se informó que habían permanecido planas en mayo y los economistas pronosticaban un alza del 0,5 por ciento en junio.

Las acciones en Estados Unidos operaban al alza, mientras que los precios de los bonos del Tesoro se elevaban marginalmente tras la publicación de los datos.

El avance de junio y la revisión al alza del dato de mayo sugieren una aceleración en el gasto del consumidor en el segundo trimestre tras ser contenido por un débil gasto en salud en los tres primeros meses del año.

Sin embargo, una sorpresiva caída en los ingresos por ventas de autos arrojó un aumento de sólo un 0,2 por ciento en las ventas minoristas de junio tras un incremento del 0,5 por ciento en mayo.   Continuación...

 
Imagen de archivo de una empleada ordenando prendas de ropa al interior de un supermercado de la cadena Walmart en Bentonville, jun 5 2014. Un indicador del gasto del consumidor en Estados Unidos subió fuertemente en junio, en la más reciente señal de que la mayor economía del mundo terminó el segundo trimestre de forma más sólida.  REUTERS/Rick Wilking