Economía de EEUU cobra impulso pese a débil dato de viviendas

jueves 17 de julio de 2014 14:31 GYT
 

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - El número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de beneficios estatales por desempleo cayó inesperadamente la semana pasada, apuntando a un impulso sostenido de la economía pese a que la construcción de casas bajó en junio por segundo mes consecutivo.

La mejoría de la economía fue resaltada por otro informe publicado el jueves que mostró que la actividad manufacturera en la zona norte de la costa este del país se aceleró en julio a su nivel más alto en casi tres años y medio.

"Deberíamos concentrarnos en el dato de pedidos por desempleo. El mercado laboral se está ajustando, las empresas no están despidiendo a trabajadores y la gente está encontrando empleos", dijo Joel Naroff, economista jefe de Naroff Economic Advisers en Holland, Pensilvania.

Los pedidos iniciales de subsidios estatales por desempleo cayeron en 3.000, a una cifra desestacionalizada de 302.000 en la semana que terminó el 12 de julio, dijo el Departamento del Trabajo.

Los economistas habían pronosticado que los pedidos iniciales de beneficios por desempleo subirían a 310.000.

El promedio móvil de cuatro semanas para nuevas solicitudes, considerado una mejor medición de las tendencias del mercado laboral debido a que elimina la volatilidad semanal, anotó su menor nivel en siete años.

En otro reporte, el Departamento de Comercio dijo que los inicios de construcciones de viviendas bajaron un 9,3 por ciento, a una cifra anual desestacionalizada de 893.000 unidades, un mínimo nivel en nueve meses.

La caída fue liderada por un retroceso de un 29,6 por ciento en los inicios de construcciones en el sur del país, lo que llevó a los economistas a tomar la baja en la construcción de casas en forma menos severa, especialmente ante un panorama de fortalecimiento del mercado laboral.   Continuación...

 
Un grupo de personas en una feria laboral en Detroit, mar 1 2014. El número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de beneficios estatales por desempleo cayó inesperadamente la semana pasada, apuntando a un impulso sostenido de la economía pese a que la construcción de casas bajó en junio por segundo mes consecutivo. REUTERS/Joshua Lott