17 de julio de 2014 / 18:19 / hace 3 años

Economía de EEUU cobra impulso pese a débil dato de viviendas

WASHINGTON (Reuters) - El número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de beneficios estatales por desempleo cayó inesperadamente la semana pasada, apuntando a un impulso sostenido de la economía pese a que la construcción de casas bajó en junio por segundo mes consecutivo.

Un grupo de personas en una feria laboral en Detroit, mar 1 2014. El número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de beneficios estatales por desempleo cayó inesperadamente la semana pasada, apuntando a un impulso sostenido de la economía pese a que la construcción de casas bajó en junio por segundo mes consecutivo. REUTERS/Joshua Lott

La mejoría de la economía fue resaltada por otro informe publicado el jueves que mostró que la actividad manufacturera en la zona norte de la costa este del país se aceleró en julio a su nivel más alto en casi tres años y medio.

“Deberíamos concentrarnos en el dato de pedidos por desempleo. El mercado laboral se está ajustando, las empresas no están despidiendo a trabajadores y la gente está encontrando empleos”, dijo Joel Naroff, economista jefe de Naroff Economic Advisers en Holland, Pensilvania.

Los pedidos iniciales de subsidios estatales por desempleo cayeron en 3.000, a una cifra desestacionalizada de 302.000 en la semana que terminó el 12 de julio, dijo el Departamento del Trabajo.

Los economistas habían pronosticado que los pedidos iniciales de beneficios por desempleo subirían a 310.000.

El promedio móvil de cuatro semanas para nuevas solicitudes, considerado una mejor medición de las tendencias del mercado laboral debido a que elimina la volatilidad semanal, anotó su menor nivel en siete años.

En otro reporte, el Departamento de Comercio dijo que los inicios de construcciones de viviendas bajaron un 9,3 por ciento, a una cifra anual desestacionalizada de 893.000 unidades, un mínimo nivel en nueve meses.

La caída fue liderada por un retroceso de un 29,6 por ciento en los inicios de construcciones en el sur del país, lo que llevó a los economistas a tomar la baja en la construcción de casas en forma menos severa, especialmente ante un panorama de fortalecimiento del mercado laboral.

“Sería un error presumir que lo que fue un reporte dispar de inicios de construcciones (de casas) de junio señale un vuelco a algo más nefasto”, comentó el economista jefe de TD Securities, Eric Green, en Nueva York.

Los economistas esperaban que los inicios de construcciones subieran a un ritmo de 1,02 millones de unidades. El sector de vivienda está hallando dificultades para volver a encarrilarse desde que se estancó a fines del 2013 tras un alza de las tasas hipotecarias, pero hay algunas señales de esperanza.

Aunque los permisos bajaron un 4,2 por ciento en junio, a un ritmo de 963.000 unidades, los permisos para construir viviendas unifamiliares -el mayor segmento del mercado- alcanzaron su mayor nivel desde noviembre.

Los permisos ahora superan a los inicios de construcciones, lo que sugiere una aceleración en la actividad de edificaciones en los próximos meses.

Un sondeo publicado el miércoles mostró que la confianza entre constructores de casas unifamiliares tocó un máximo en seis meses en julio, en medio del optimismo por las ventas.

Tras los datos, los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron mientras que el dólar registró pocos cambios frente a una cesta de monedas.

Las acciones de Estados Unidos operaban a la baja, mientras que el índice del sector vivienda PHLX caía cerca de un uno por ciento.

MANUFACTURAS

La presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen, dijo esta semana que aunque estaba preocupada por el tema de la vivienda, no cree que ese sector contenga la recuperación de la economía en su conjunto.

La economía estadounidense se contrajo con fuerza en el primer trimestre en un movimiento atribuido principalmente a un invierno severo, pero desde entonces ha repuntado y analistas estiman que habría crecido a una tasa anual de hasta un 3 por ciento en el segundo trimestre.

Aunque la construcción de casas probablemente no ayudará a la economía, las manufacturas deberían seguir jugando un rol principal.

En un tercer informe, el Banco de la Reserva Federal de Filadelfia dijo que su índice de actividad empresarial se elevó a 23,9 en julio, su mayor nivel desde marzo del 2011, desde 17,8 en junio.

Cualquier lectura sobre cero indica expansión en las manufacturas de la región. Los nuevos pedidos escalaron a un máximo de 10 años y el índice de empleo en las fábricas también subió.

Yellen advirtió esta semana que la Fed podría subir las tasas de interés antes y más rápidamente a lo contemplado actualmente si el mercado laboral sigue mejorando con más fuerza de lo previsto por los funcionarios del banco central.

Los economistas no prevén que la Fed comience a subir las tasas antes de la segunda mitad del 2015. La entidad, que está reduciendo su programa mensual de compras de bonos, ha mantenido las tasas cercanas a cero desde diciembre del 2008.

Reporte adicional de Richard Leong y Rodrigo Campos en Nueva York. Traducido por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below