Yum Brands y McDonald's piden disculpas en nuevo escándalo por seguridad de alimentos en China

lunes 21 de julio de 2014 12:06 GYT
 

Por Adam Jourdan

SHANGHÁI (Reuters) - McDonald's Corp y Yum Brands Inc enfrentaban un nuevo problema de seguridad alimentaria en China relacionado con manipulación de carne, en un nuevo revés para sus esfuerzos por mejorar sus reputaciones e impulsar sus negocios luego del escándalo surgido en 2012 en uno de sus mayores mercados.

McDonald's y Yum, matriz de KFC, se disculparon el lunes luego de que reguladores chinos cerraron un local proveedor de carne tras un reporte televisivo que mostró que los trabajadores recogían los productos del suelo de la planta, además de utilizar mezclas de carne fresca con productos ya expirados.

Ambas compañías anunciaron que dejarían de trabajar con el proveedor expuesto.

El reporte, que se centró en McDonald's y Yum, deja a ambas firmas en el centro de la atención mediática luego del escándalo del 2012 que involucró a pollos a los que se les inyectaba dosis excesivas de antibióticos.

No estaba claro si el abastecedor de carne, una unidad local de la estadounidense OSI Group LLC, vendía sus productos a otros clientes.

Yum apenas había comenzado a recuperarse del caso del 2012 en su principal mercado, mientras que McDonald's dijo en su sitio web en China que ahora podría sufrir por ajustados suministros de productos en su tercer mayor mercado por número de tiendas.

Las dos compañías lideran las ventas en el mercado de comida rápida de China de 174.000 millones de dólares, de acuerdo a Euromonitor, pero enfrentan el desafío de firmas locales que buscan tentar a los clientes con comidas más saludables.

"Creo que esto realmente se convertirá en un desafío para estas dos firmas", dijo Benjamin Cavender, analista de China Market Research Group con sede en Shanghái.   Continuación...

 
Imagen de archivo de un restaurante de la cadena McDonald's junto a otro de la cadena KFC en Taiyuan, China, ene 17 2013. McDonald's Corp y Yum Brands Inc enfrentaban un nuevo problema de seguridad alimentaria en China relacionado con manipulación de carne, en un nuevo revés para sus esfuerzos por mejorar sus reputaciones e impulsar sus negocios luego del escándalo surgido en 2012 en uno de sus mayores mercados. REUTERS/Stringer