22 de julio de 2014 / 20:49 / en 3 años

Vivienda en EEUU se recupera e inflación avanza

Unas viviendas al a venta en la zona suroeste de Portland, EEUU, mar 20 2014. Las ventas de casas usadas en Estados Unidos alcanzaron en junio un máximo de ocho meses, lo que sugiere que el mercado de vivienda recupera gradualmente impulso y ayudará a la economía a mantenerse en un camino de mayor crecimiento este año.Steve Dipaola

WASHINGTON (Reuters) - Las ventas de casas usadas en Estados Unidos alcanzaron en junio un máximo de ocho meses, lo que sugiere que el mercado de vivienda recupera gradualmente impulso y ayudará a la economía a mantenerse en un camino de mayor crecimiento este año.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios reportó el martes el tercer mes de alzas de las ventas de casas usadas, que se suma a datos de empleo y ventas minoristas que apuntan a que el crecimiento económico acabó el segundo trimestre con un ritmo más sólido.

Otro reporte que se publicó el martes mostró que la inflación avanzó levemente.

"La economía se está normalizando de lo que sea que salió mal en el primer trimestre. El crecimiento continúa", comentó el economista financiero jefe de Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ, Chris Rupkey, en Nueva York.

Las ventas de casas usadas subieron un 2,6 por ciento, a una tasa anual de 5,04 millones de unidades, el mes pasado, mientras que la mediana de precios de viviendas alcanzaron su mayor nivel desde el 2007.

El mercado de la vivienda se estancó en la segunda mitad del año pasado, generando preocupación a que pueda minar la recuperación económica. Ahora, su repunte está mejorando los pronósticos de crecimiento.

Analistas estiman que el crecimiento se habría acelerado a una tasa anual por sobre un 3,0 por ciento en el segundo trimestre y prevén que mantendrá un ritmo aún mayor el resto del año.

La vivienda había sido contenida por mayores tasas de interés, la escasez de propiedades a la venta y un lento crecimiento de los salarios.

Con un mercado laboral más activo, la reducción de las tasas hipotecarias y la moderación del ritmo en las alzas de precios de casas, se dan las condiciones para mayores aumentos en ventas de casas.

"Podríamos ver un incremento en la actividad de la vivienda de fines de la temporada veraniega. Los inventarios están aumentando y las tasas hipotecarias oscilan en torno a mínimos para el año, lo que hace las cosas un poco más fáciles para primeros compradores", comentó la economista jefe del centro de investigación Redfin, Nela Richardson.

Las acciones de empresas constructoras en Estados Unidos subían tras la publicación del dato. El subíndice de Dow Jones para construcción de casas avanzaba un 1,5 por ciento a media sesión.

GASOLINA IMPULSA INFLACIÓN

Un segundo informe del Departamento del Trabajo mostró que un incremento de los precios de la gasolina impulsó a la inflación en junio, pero la tendencia subyacente sigue siendo consistente con un aumento sólo modesto de las presiones inflacionarias.

El índice de precios al consumidor subió un 0,3 por ciento el mes pasado tras el avance del 0,4 por ciento de mayo.

La gasolina respondió por dos tercios del aumento de los precios el mes pasado.

En 12 meses hasta junio, el IPC se elevó un 2,1 por ciento tras un alza similar en mayo.

El dato fue positivo para algunos funcionarios de la Reserva Federal a los que les preocupaba que las presiones sobre los precios fueran demasiado bajas.

Aunque otra medición de la inflación vigilada por la Fed es menor a la meta del banco central de un 2 por ciento, algunos economistas creen que comenzará a oscilar en torno a ese nivel más tarde este año en la medida en que una aceleración en el crecimiento del empleo aumente los salarios.

"Ante proyecciones de un fortalecimiento de la demanda interna y de una menor capacidad ociosa en el mercado laboral, prevemos ver una aceleración de la inflación desde su decepcionante ritmo post-recesión", dijo Sam Bullard, economista senior de Wells Fargo Securities en Charlotte, Carolina del Norte.

Los precios de la gasolina registraron un alza del 3,3 por ciento, tras aumentar un 0,7 por ciento en mayo. Los costos de los alimentos avanzaron por sexto mes consecutivo, pero sólo un 0,1 por ciento, en la medida en que comenzaron a disiparse los efectos de una sequía en California.

Excluyendo los precios de los alimentos y de la energía, el llamado IPC subyacente subió un 0,1 por ciento, una desaceleración frente al avance del 0,3 por ciento de mayo.

En los 12 meses hasta junio, el IPC subyacente avanzó un 1,9 por ciento, tras subir un 2,0 por ciento en mayo.

El costo de la vivienda se moderó un poco, al igual que el de los pasajes aéreos y servicios de salud, que permanecieron planos.

Reporte adicional de Jason Lange; Traducido por Patricio Abusleme; Editado en español por Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below