24 de julio de 2014 / 2:33 / hace 3 años

PMI preliminar de HSBC para China sube a 52,0 en julio, máximo de 18 meses

PEKÍN (Reuters) - La actividad del sector industrial de China creció a su ritmo más rápido en 18 meses en julio, debido a un aumento de las nuevas órdenes, mostró el jueves un sondeo preliminar de HSBC, en el más reciente indicio de que la economía se está recuperando a medida que el estímulo del Gobierno tiene efecto.

El Índice preliminar de Gerentes de Compra de China elaborado por HSBC/Markit subió a 52,0 en julio respecto a la cifra final de junio de 50,7, superando las expectativas de un 51,0 en un sondeo de Reuters.

Se trata de la cifra más alta del PMI desde enero del 2013, y por segundo mes consecutivo fue superior al umbral de 50 puntos, que separa al crecimiento en la actividad de la contracción.

“La actividad económica continuó mejorando en julio, lo que sugiere que el impacto acumulativo de las medidas de miniestímulo aplicadas por el Gobierno anteriormente aún están penetrando”, dijo Qu Hongbin, economista jefe de HSBC en China.

“Nosotros esperamos que los funcionarios mantengan su postura expansiva durante los próximos meses para consolidar la recuperación”, agregó.

Las acciones en China continental subieron después del reporte del PMI, mientras que los índices bursátiles del resto de Asia mostraron leves avances. El dólar australiano alcanzó un máximo de tres semanas debido a las perspectivas de mayores exportaciones a China.

Un detalle del sondeo mostró que la mayoría de los 11 subíndices que miden la producción, la demanda doméstica e internacional mejoraron sustancialmente respecto a junio.

Un subíndice que mide las nuevas órdenes, un barómetro de la demanda doméstica e internacional, alcanzó un máximo de 18 meses de 53,7, mientras que el subíndice de producción subió a su mayor nivel en 16 meses en junio.

El índice del empleo también mejoró respecto a mayo, aunque aún está levemente bajo los 50 puntos, lo que implica que aún se están perdiendo trabajos en el sector manufacturero.

Cualquier debilitamiento brusco del mercado laboral generaría alarma en el Gobierno de China, que considera que mantener niveles de empleo saludables es una alta prioridad y una condición importante para la estabilidad social.

El primer ministro Li Keqiang dijo la semana pasada que un crecimiento económico levemente mayor o menor a un 7,5 por ciento este año sería aceptable, siempre y cuando lleve a la creación de nuevos empleos y mayores sueldos.

La economía de China creció levemente más rápido que lo esperado en el segundo trimestre, gracias a que un grupo de medidas de estímulo del Gobierno rindió dividendos, pero analistas dicen que la recuperación parece depender en gran parte de la ayuda de Pekín.

Economistas creen que el Gobierno necesitará ofrecer nuevas medidas de apoyo para cumplir su meta de crecimiento de cerca de un 7,5 por ciento en el año, especialmente si el mercado inmobiliario, que ya se está enfriando, se deteriora con mayor fuerza.

Desde abril, China ha flexibilizado su política de manera estable al reducir la cantidad que algunos bancos deben mantener como reservas, ordenando a los gobiernos regionales que aceleren el gasto, y apresurando la construcción de ferrocarriles y viviendas públicas.

Reporte de Xiaoyi Shao y Koh Gui Qing; Editado en Español por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below