Precios de viviendas en EEUU caen en mayo, pero confianza del consumidor se fortalece

martes 29 de julio de 2014 13:33 GYT
 

Por Chuck Mikolajczak

NUEVA YORK (Reuters) - Los precios de las viviendas unifamiliares en Estados Unidos cayeron inesperadamente en mayo, su primera baja en más de dos años y la más reciente señal del inestable estado del mercado de la vivienda.

Aún así, los consumidores estadounidenses siguen confiados en el estado general de la economía, según una medición de sus actitudes que llegó a su máximo desde el 2007 y mostró la mejor percepción del mercado laboral en seis años.

El índice S&P/Case Shiller de precios en 20 zonas metropolitanas bajó un 0,3 por ciento en mayo, sobre una base estacionalmente ajustada, su primera caída desde enero de 2012.

Economistas consultados por Reuters anticipaban un alza de un 0,2 por ciento.

"La desaceleración de los precios puede ser un indicio de una debilidad más general de la actividad del mercado de vivienda, particularmente después del muy lento comienzo de la temporada de ventas de primavera (boreal)", dijo el economista subjefe de TD Securities Millan Mulraine, en Nueva York.

En tanto, las tasas de propiedad de casas en Estados Unidos siguen bajando debido a que los desfinanciados estadounidenses optan por alquilar viviendas, mostró otro informe del Departamento de Comercio.

La tasa desestacionalizada de propiedad bajó a un 64,8 por ciento en el segundo trimestre del 2014, el menor nivel desde el segundo trimestre del 1995, desde un 65,0 por ciento en el primer trimestre.

El mercado de la vivienda de Estados Unidos ha enfrentado dificultades durante buena parte del 2014, una pausa que se atribuyó a comienzos del año a un invierno inusualmente frío, pero la debilidad ha persistido durante la primavera y verano.   Continuación...

 
Una vivienda vendida en la zona suroeste de Portland, mar 20 2014. Los precios de las viviendas unifamiliares en Estados Unidos cayeron inesperadamente en mayo, su primera baja en más de dos años y la más reciente señal del inestable estado del mercado de la vivienda.   REUTERS/Steve Dipaola