RESUMEN-Menor ritmo economía chilena presiona por baja de tasa, Gobierno toma medidas

martes 5 de agosto de 2014 13:28 GYT
 

Por Antonio De la Jara

SANTIAGO (Reuters) - La economía chilena creció inesperadamente en junio a su menor ritmo en más de cuatro años, lo que empujaría al Banco Central a continuar relajando su política monetaria, mientras en el Gobierno aseguran que han tomado resguardos para impulsar la actividad doméstica.

En junio, el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) subió un 0,8 por ciento interanual, muy por debajo de lo esperado, tras decepcionantes datos de manufacturas y de consumo, aunque el Gobierno lo atribuyó a factores externos.

El Imacec de junio, difundido el martes por el Banco Central, es el más bajo desde marzo del 2010, cuando la economía creció un 0,2 por ciento después de un devastador terremoto y tsunami que sacudió al centro y sur de Chile.

"Junio, un mes para el olvido (...) Al depurar el efecto de contar con un día extra, la economía estaría con una velocidad de expansión nula e incluso negativa", dijo un informe del banco Santander Chile.

El Banco Central informó que el Imacec desestacionalizado de junio -que contó con un día laboral más que igual mes del año pasado- cayó un 0,8 por ciento.

"Esta disminución en el crecimiento comenzó con una caída en la inversión, que se ha traspasado a una desaceleración del consumo privado", dijo la correduría Credicorp Capital.

La actividad -medida por el Imacec- acumuló con el dato de junio una expansión del 2,2 por ciento en el primer semestre, muy por debajo de lo proyectado inicialmente por analistas y que refleja la marcada desaceleración de la economía.

Tras el débil Imacec del sexto mes, la correduría Banchile dijo que ajustó su expectativa de crecimiento del 2014 a un 2,2 por ciento, por debajo del rango de 2,5 a 3,5 por ciento que maneja el Banco Central para este año.   Continuación...

 
magen de archivo de un emplado en un supermercado en Santiag. La economía chilena creció inesperadamente en junio a su menor ritmo en más de cuatro años, lo que empujaría al Banco Central a continuar relajando su política monetaria, mientras en el Gobierno aseguran que han tomado resguardos para impulsar la actividad doméstica.