8 de agosto de 2014 / 11:31 / hace 3 años

BOJ ofrece visión más pesimista sobre exportaciones, Kuroda mantiene optimismo

TOKIO (Reuters) - El Banco de Japón ofreció una sombría opinión sobre las exportaciones y la producción una semana antes de un reporte de datos que revelaría la mayor contracción de la actividad económica desde la crisis financiera global, aumentando la preocupación de que un rebote pueda verse retrasado.

Pero el gobernador del banco central, Haruhiko Kuroda, se mostró optimista sobre las perspectivas de la economía, lo que subraya su convicción de que no se necesita un nuevo estímulo para dejar atrás los efectos de un alza impositiva en abril.

“La economía de Japón probablemente continuará recuperándose moderadamente, y el efecto (de un aumento del impuesto sobre las ventas en abril) remitirá gradualmente”, dijo Kuroda en una conferencia de prensa.

“Las exportaciones y la producción se han debilitado”, reconoció. “Pero un ciclo económico positivo se mantiene en momentos en que las condiciones de empleo y de ingresos mejoran constantemente”, agregó.

El Banco de Japón (BOJ, por su sigla en inglés) revisó a la baja su evaluación de las exportaciones - con las que había estado contando para apoyar a la economía al tiempo que el aumento de impuestos debilitaba el consumo.

“Las exportaciones han mostrado cierta debilidad”, dijo el banco central, revisando a la baja su evaluación del mes pasado de que se estaban moviendo hacia los lados.

El banco central también reconoció “cierta debilidad” de la producción industrial.

“El Banco de Japón no necesita cambiar sus expectativas de que la inflación se acelerará de nuevo debido a la fuerte demanda interna”, dijo Shuji Tonouchi, estratega de renta fija de Mitsubishi UFJ Morgan Stanley de Valores. “Sin embargo, los riesgos en el extranjero han aumentado, y esto pone el BOJ en una posición más incómoda”, agregó.

Tal como se esperaba, el Banco de Japón mantuvo su marco de política, en el que se ha comprometido a aumentar la base monetaria en entre 60 y 70 billones de yenes (587.000 a 690.000 millones de dólares) al año a través de compras agresivas de activos para reactivar la moribunda economía y llevar la inflación hacia un 2 por ciento en algún momento del 2015.

Las exportaciones cayeron inesperadamente en junio por segundo mes consecutivo y la producción cedió a su ritmo más acelerado desde el terremoto de marzo del 2011, poniendo en duda la opinión del BOJ de que la economía superará rápidamente el dolor del alza impositiva en abril.

Una encuesta privada del sector fabril mostró que los nuevos pedidos de exportación crecieron en julio por primera vez en cuatro meses, aunque sólo modestamente.

Editado en español por Carlos Aliaga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below