Productividad repunta en EEUU, inflación de salarios permanece contenida

viernes 8 de agosto de 2014 12:04 GYT
 

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - La productividad no agrícola en Estados Unidos repuntó con más firmeza que la esperada en el segundo trimestre, colocando un tope a las presiones sobre los salarios y dando espacio a la Reserva Federal para que mantenga bajas las tasas de interés durante un tiempo.

El Departamento de Trabajo dijo el viernes que la productividad se incrementó a una tasa anual de 2,5 por ciento luego de sufrir una contracción revisada de 4,5 por ciento en el primer trimestre, la mayor desde el cuarto trimestre de 1981.

Previamente se había informado que la productividad, que mide la producción por hora por trabajador, se había contraído a una tasa del 3,2 por ciento en los tres primeros meses del año.

Los economistas pronosticaban que la productividad aumentaría a una tasa del 1,5 por ciento en el período entre abril y junio.

El repunte de la productividad tuvo lugar tras un crecimiento del producto interno bruto (PIB) en el segundo trimestre. La economía estadounidense creció a una tasa de un 4,0 por ciento luego de contraerse un 2,1 por ciento en el primer trimestre.

Otro informe del Departamento de Comercio mostró un avance moderado en los inventarios mayoristas en mayo y junio, lo que podría tener un impacto en la estimación de crecimiento del PIB para el segundo trimestre.

Los inventarios mayoristas crecieron un 0,3 por ciento en junio. La medición de mayo fue revisada a la baja y marcó también un incremento de un 0,3 por ciento, tras haberse reportado previamente un crecimiento del 0,5 por ciento.

En su informe preliminar del PIB del segundo trimestre publicado la semana pasada, el Gobierno estimó que los inventarios contribuyeron con 1,66 puntos porcentuales al crecimiento.   Continuación...

 
Una empleada en la planta Flextronics armando teléfonos Motorola en Texas, sep 10 2013. La productividad no agrícola en Estados Unidos repuntó con más firmeza que la esperada en el segundo trimestre, colocando un tope a las presiones sobre los salarios y dando espacio a la Reserva Federal para que mantenga bajas las tasas de interés durante un tiempo.  REUTERS/Mike Stone