13 de agosto de 2014 / 13:13 / en 3 años

Weidmann del BCE rechaza advertencias de Francia sobre el euro y el crecimiento: Le Monde

PARÍS (Reuters) - El consejero del Banco Central Europeo Jens Weidmann dijo el miércoles que la política monetaria de la zona euro no debería apuntar a debilitar al euro y que los estados miembros deberían tomar acciones para alentar el crecimiento de forma individual, rechazando el pedido de Francia para que la entidad tome más medidas.

El presidente de Francia, François Hollande, ha reforzado recientemente los llamados a que Alemania invierta más y actúe para impulsar el crecimiento en toda la zona euro, ansioso por impulsar a la estancada economía de su país.

Francia también ha llamado a más acciones del BCE para debilitar al euro, incluso tras su reciente depreciación, afirmando que su fortalecimiento afecta a las exportaciones.

“La tentación de elevar la competitividad de nuestras economías debilitando al euro no debería ser el propósito de la moneda única”, declaró el presidente del banco central alemán en una entrevista con el periódico francés Le Monde.

“Una Europa fuerte y un euro fuerte van de la mano”, agregó Weidmann, considerado como un fuerte defensor del rigor fiscal y de no intervenir en los tipos de cambio.

Una portavoz del Gobierno alemán dijo la semana pasada que Berlín no veía la necesidad de cambiar su política económica después de que Hollande la instó a invertir más por el bien del crecimiento europeo.

Datos publicados el miércoles mostraron que la inflación francesa está estancada en su menor nivel desde noviembre del 2009, lo que ha reforzado las preocupaciones del Gobierno de que una inflación baja afectará sus esfuerzos por cumplir metas de déficit público.

Aunque Francia ha advertido de riesgos deflacionarios en la zona euro, Weidmann -que también es miembro del consejo de toma de decisiones del BCE- dijo a Le Monde que no cree que el bloque monetario enfrente dichos riesgos.

“No estamos en un escenario deflacionario que se autoperpetúe. La recuperación es débil, pero la inflación y el crecimiento deberían emerger gradualmente”, sostuvo.

El presidente del BCE, el italiano Mario Draghi, hizo la semana pasada un reproche implícito a Italia y Francia al decir que los países que habían realizado reformas económicas estaban cosechando las recompensas a través de un mayor crecimiento.

“Los países que han realizado un programa convincente de reformas estructurales están desempeñándose mejor, mucho mejor, que los países que no lo han hecho”, declaró Draghi el jueves pasado en la conferencia mensual del BCE.

Además, en esa ocasión dijo que las condiciones para un euro más débil eran mucho mejores que hace pocos meses.

El euro EUR= cotizaba el miércoles levemente por sobre los 1,3331 dólares que alcanzó el 6 de agosto, su mínimo nivel en nueve meses.

Reporte adicional de Brian Love y Yann Le Guernigou en París y Paul Carrel en Fráncfort. Editado en español por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below