Ventas minoristas débiles EEUU apuntan a desaceleración de consumo

miércoles 13 de agosto de 2014 13:24 GYT
 

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - Las ventas minoristas de Estados Unidos se estancaron imprevistamente en julio, apuntando a cierta pérdida de impulso en la economía al inicio del tercer trimestre.

El Departamento de Comercio dijo el miércoles que las ventas minoristas, que habían aumentando un 0,2 por ciento en junio, fueron afectadas por un segundo mes consecutivo de declives en las concesionarias de autos, entre otros negocios.

La lectura de julio fue la más débil desde enero. Las ventas minoristas explican un tercio del gasto del consumidor.

Los economistas encuestados por Reuters esperaban un alza de un 0,2 por ciento en las ventas del mes pasado. Los analistas anticipan un repunte en los próximos meses, en línea con la reactivación del mercado laboral.

"Dadas las sólidas ganancias en la actividad del mercado laboral, junto con otros indicios de fortalecimiento del impulso del crecimiento doméstico, prevemos que esta desaceleración sea de corta duración y esperamos que el consumo repunte con fuerza en los próximos meses", dijo Millan Mulraine, un economista de TD Securities en Nueva York.

La economía ha disfrutado de seis meses seguidos de creación de empleos superior a los 200.000 puestos. Como los despidos y las aperturas de nuevas posiciones volvieron a sus niveles previos a la recesión, se esperan nuevas alzas del empleo.

Datos de los sectores de manufacturas y servicios también han sugerido que la economía crece con solidez.

Aún así, la pausa de las ventas minoristas podría dar municiones a la Reserva Federal para mantener su política monetaria expansiva por algún tiempo más. El banco central estadounidense ha dejado su tasa interbancaria de referencia cerca del cero por ciento desde diciembre de 2008.   Continuación...

 
En la imagen, compradores usan las escaleras en el centro comercial Beverly Center de Los Angeles, California. 8 de noviembre, 2013. Las ventas minoristas de Estados Unidos se estancaron imprevistamente en julio, apuntando a cierta pérdida de impulso en la economía al inicio del tercer trimestre. REUTERS/David McNew