Precios al productor de EEUU se moderan en julio ante desplome de gasolina

viernes 15 de agosto de 2014 11:08 GYT
 

WASHINGTON (Reuters) - Los precios al productor de Estados Unidos subieron sólo marginalmente en julio ya que un declive del costo de los bienes energéticos contrarrestó una subida de los alimentos, apuntando a una moderación de las presiones inflacionarias a puerta de fábrica.

El Departamento de Trabajo dijo el viernes que su índice de precios al productor (IPP) basado en la demanda final avanzó el 0,1 por ciento tras un incremento de 0,4 por ciento en junio.

El aumento de julio estuvo en línea con las previsiones de los economistas.

Los datos de la inflación al productor han sido volátiles desde que el gobierno modificó la serie del IPP al comienzo del año para incluir los servicios y la construcción.

Las oscilaciones en los precios recibidos por los servicios comerciales, un indicador de los márgenes de los minoristas y los mayoristas, han hecho más difícil vislumbrar una tendencia clara en los precios al productor.

En general, la inflación se ha estado acelerando en meses recientes, un hecho reconocido por la Reserva Federal en su encuentro de política monetaria de julio.

El banco central estadounidense, que varias veces advirtió que las presiones de los precios eran demasiado bajas, dijo que la probabilidad de que la inflación caiga persistentemente por debajo de su meta del 2 por ciento ahora había disminuido.

En los 12 meses a julio, los precios al productor se incrementaron un 1,7 por ciento tras crecer el 1,9 por ciento en el año a junio.

El mes pasado, los precios a puerta de fábrica fueron contenidos por un declive de los precios energéticos. Los costos de la gasolina cayeron un 2,1 por ciento el mes pasado tras un aumento de 6,4 por ciento en junio. Los precios de los alimentos subieron un 0,4 por ciento en julio.   Continuación...

 
En la imagen, una mujer y un niño compran en una tienda de conveniencia Walmart to Go en Bentonville, Arkansas. 5 de junio, 2014.  Los precios al productor de Estados Unidos subieron sólo marginalmente en julio ya que un declive del costo de los bienes energéticos contrarrestó una subida de los alimentos, apuntando a una moderación de las presiones inflacionarias a puerta de fábrica. REUTERS/Rick Wilking