Fuertes ventas de primavera boreal ayudan a Home Depot a superar estimaciones

martes 19 de agosto de 2014 11:22 GYT
 

(Reuters) - Home Depot Inc reportó un incremento de un 5,8 por ciento, superior a lo esperado, en sus ventas comparables en el segundo trimestre, ya que los clientes gastaron más en las reparaciones de sus casas tras el duro invierno boreal en América del Norte.

Las acciones de Home Depot, que también elevó sus pronósticos de ganancias para todo el año, trepaban un 4,2 por ciento justo después de la apertura en Wall Street.

Analistas estimaban que las ventas comparables de la principal cadena de productos para mejora del hogar habían subido un 4,4 por ciento, según la firma de investigación Consensus Metrix.

En Estados Unidos, donde la empresa tiene más de un 85 por ciento de sus locales, las ventas comparables crecieron un 6,4 por ciento en el segundo trimestre, que cerró el 3 de agosto.

Las ventas del primer trimestre de la cadena fueron afectadas por la llegada tardía de la primavera tras un duro invierno boreal.

"En el segundo trimestre, nuestro negocio de temporada de primavera (boreal) repuntó", dijo el presidente ejecutivo de Home Depot, Frank Blake, en un comunicado el martes.

Home Depot subió su pronóstico de ganancias para el año completo a 4,52 dólares por acción desde 4,42 dólares. El pronóstico revisado considera el impacto de un plan de recompra de títulos por 3.500 millones de dólares.

La cadena mantuvo su pronóstico de crecimiento de ventas de alrededor de un 4,8 por ciento para todo el año.

La ganancia neta de Home Depot subió a 2.050 millones de dólares, o 1,52 dólares por acción en el segundo trimestre, desde los 1.790 millones de dólares, o 1,24 dólares por papel, en el mismo período del año previo.   Continuación...

 
Una tienda de la cadena Home Deport en Niles, EEUU, mayo 19 2014. Home Depot Inc reportó un incremento de un 5,8 por ciento, superior a lo esperado, en sus ventas comparables en el segundo trimestre, ya que los clientes gastaron más en las reparaciones de sus casas tras el duro invierno boreal en América del Norte. REUTERS/Jim Young