Caída de peso chileno no habría tocado fondo, persisten amenazas

miércoles 20 de agosto de 2014 14:47 GYT
 

Por Antonio De la Jara

SANTIAGO (Reuters) - La depreciación del peso chileno no habría tocado fondo pese a su caída a mínimos de más de cinco años esta semana, por la amenaza de un mayor relajamiento de la política monetaria, turbulencias externas y señales de recuperación de la economía estadounidense.

La moneda de una de las economías más estables de América Latina podría perder hasta un 5 por ciento a diciembre y llegar a las 600 unidades por dólar, según algunos analistas. Otros estiman que el tipo de cambio tendría ya poco espacio que ceder.

En lo que va del 2014, el peso acumula una caída del 9,37 por ciento frente al billete verde, tras una depreciación del 9,01 por ciento el año pasado.

Uno de los factores que presionaría a la moneda en el corto plazo es la desaceleración de la economía doméstica, cuya recuperación sería más lenta de lo previsto, dijo el Banco Central.

"La debilidad de la economía local, que ha sido más profunda, es consistente con un tipo de cambio más arriba (mayor depreciación del peso)", dijo César Guzmán, subgerente macroeconómico, portafolio y mercado del grupo financiero local Security.

A principios de esta semana, el instituto emisor informó que el Producto Interno Bruto (PIB) creció un 1,9 por ciento en el segundo trimestre, su menor desempeño desde la recesión del 2009. La debilidad se replicaría en el tercer trimestre.

"El peso seguirá depreciándose si la economía no se recupera", dijo Pedro Tuesta, analista de 4Cast.

Para estimular a la economía, el Banco Central ha recortado la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 150 puntos base desde octubre, lo que ha restado atractivo al mercado de renta fija y ha alejado a inversores extranjeros, en medio del pobre desempeño de la bolsa y el fortalecimiento global del dólar.   Continuación...

 
Imagen de archivo de una persona revisando los precios de cambio del peso chileno a dólar en una casa de cambios en el centro de Santiago, oct 13 2008. La depreciación del peso chileno no habría tocado fondo pese a su caída a mínimos de más de cinco años esta semana, por la amenaza de un mayor relajamiento de la política monetaria, turbulencias externas y señales de recuperación de la economía estadounidense. REUTERS/Ivan Alvarado