RESUMEN-Datos de viviendas y empleos fortalecen panorama económico de EEUU

jueves 21 de agosto de 2014 12:20 GYT
 

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - Las reventas de casas de Estados Unidos subieron en julio al máximo en 10 meses y el número de estadounidenses que solicitaron por primera vez el seguro de desempleo bajó la semana pasada, indicando fortaleza en la economía al comienzo del tercer trimestre.

El panorama del crecimiento recibió más impulso de otros informes del jueves que mostraron que la actividad fabril en la costa este del país marcó su mayor nivel desde marzo del 2011 en agosto, al tiempo que una lectura de la actividad económica futura se incrementó sólidamente el mes pasado.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por su sigla en inglés) dijo el jueves que las ventas de casas usadas aumentaron un 2,4 por ciento, a una tasa anual de 5,15 millones de unidades.

Fue la mayor lectura desde septiembre pasado y contrarrestó las previsiones de los economistas, de un retroceso.

Las ventas de casas usadas ahora se han incrementado cuatro meses consecutivos después de que se estancó la reactivación inmobiliaria en el segundo semestre de 2013, tras una escalada de las tasas hipotecarias.

"Alivia bastante los temores sobre una recaída del sector inmobiliario, que hasta hacía poco parecía haberse estancado", dijo Millan Mulraine, un economista de TD Securities en Nueva York.

En otro reporte, el Departamento de Trabajo dijo que las solicitudes iniciales del seguro de desempleo registraron una baja de 14.000 a un total desestacionalizado de 298.000 para la semana terminada el 16 de agosto. Eso apuntó a una mejora sostenida de la situación laboral.

El promedio de cuatro semanas de las solicitudes, considerado como una mejor medida de las tendencias del mercado laboral, ya que suaviza la volatilidad semanal, creció en 4.750 a 300.750.   Continuación...

 
Una vivienda a la venta en Oakton, EEUU, mar 27 2014. Las reventas de casas de Estados Unidos subieron en julio al máximo en 10 meses y el número de estadounidenses que solicitaron por primera vez el seguro de desempleo bajó la semana pasada, indicando fortaleza en la economía al comienzo del tercer trimestre.    REUTERS/Larry Downing