Argentina acusa a juez EEUU de actitud "imperial" sobre crisis de deuda

viernes 22 de agosto de 2014 17:54 GYT
 

Por Jorge A. Otaola

BUENOS AIRES (Reuters) - El Gobierno argentino acusó el viernes de imperialista al juez estadounidense que declaró ilegal su plan de trasladar a Buenos Aires los pagos de su deuda restructurada para evitar una orden judicial que lo hizo caer en un default.

El jefe de Gabinete de Ministros, Jorge Capitanich, dijo que las expresiones del juez de distrito en Nueva York Thomas Griesa constituyen una violación a la soberanía del país.

"Merece un repudio de carácter colectivo", dijo Capitanich a periodistas.

"Desafortunada, incorrecta expresión, y hasta también diría imperial expresión del juez Griesa", enfatizó.

Griesa prohibió a Argentina cancelar 539 millones de dólares en intereses de un bono Discount, obligándola a incurrir en un nuevo default.

El juez exige que Argentina compense con 1.330 millones de dólares más intereses a los fondos de cobertura que obtuvieron una sentencia judicial favorable para recuperar el valor total de los títulos que el país dejó de pagar hace más de una década.

Intentando destrabar la situación, la presidenta envió al Congreso un proyecto de ley para que los bonos que Argentina solía pagar a través de un banco en Nueva York sea honrados en Buenos Aires. [L2N0QR2BO]

Pero Griesa dijo el jueves en una audiencia que eso sería "ilegal".   Continuación...

 
En la imagen, el jefe de gabinete argentino, Jorge Capitanich (Izquierda), acompañado del ministro de EconomÍa, Axel Kicillof, durante un anuncio en Buenos Aires. 24 de enero, 2014. El Gobierno argentino acusó el viernes de realizar comentarios imperialistas al juez estadounidense que dijo que era ilegal el plan del país sudamericano para mover a Buenos Aires los pagos de sus bonos bajo legislación extranjera y así sortear una orden judicial que lo hizo caer en un default. 
REUTERS/Cabinet Chief of Staff office-Handout via Reuters. ATENCION EDITORES - ESTA IMAGEN HA SIDO ENTREGADA POR UN TERCERO. SOLO PARA USO EDITORIAL. PROHIBIDO SU USO PARA LA VENTA O PARA CAMPAÑAS PUBLICITARIAS.  LA IMAGEN ES DISTRIBUIDA EXACTAMENTE COMO FUE RECIBIDA POR REUTERS, COMO UN SERVICIO A LOS CLIENTES.