Daño de gran recesión a mercado laboral de EEUU fue típico: documento

viernes 22 de agosto de 2014 09:09 GYT
 

Por Jonathan Spicer

JACKSON HOLE EEUU (Reuters) - La profunda recesión del 2007 al 2009 no causó al mercado laboral estadounidense un daño más permanente que otras depresiones, según un documento de investigación preparado para la conferencia de jefes de bancos centrales que refutó la noción de que dejó profundas cicatrices económicas.

El documento, que será presentado el sábado a algunos de los principales jefes de bancos centrales y economistas del mundo, analiza lo que los autores dijeron que era un nuevo conjunto de datos sobre "desempleo a largo plazo" y halló pocas cosas que diferenciaran a la llamada Gran Recesión de otras depresiones económicas de Estados Unidos desde 1981.

Los hallazgos podrían fortalecer la opinión de la presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen, de que el mercado laboral tiene espacio para mejorar antes de que el banco central deba subir las tasas de interés desde cerca de cero.

Los opositores a esa visión, entre ellos algunos funcionarios de la Fed de línea dura, han dicho que la reciente recesión desplazó y descorazonó en forma permanente a tantos trabajadores, que el nivel natural de desempleo -o el nivel más bajo antes de que el crecimiento de los salarios comience a acelerar la inflación general- ha subido más.

Sin embargo, los autores del documento, Till von Wachter, de la Universidad de California en Los Ángeles, y Jae Song, de la Administración de la Seguridad Social, encontraron que en ese aspecto no hay una diferencia efectiva respecto a recesiones previas.

Ellos hallaron que una fracción sustancial de la fuerza laboral perdió empleos en cada recesión desde comienzos de los ochenta, lo que resultó en caídas persistentes en el empleo en general.

El documento es sólo uno de varios preparados para la conferencia anual del Banco de la Reserva Federal de Kansas City en Jackson Hole, Wyoming, en el que el viernes hablarán Yellen y el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi.

La tasa de desempleo de Estados Unidos fue de un 6,2 por ciento en julio, una fuerte caída respecto al 7,3 por ciento de un año antes.

Los funcionarios de la Fed creen que la tasa podría bajar a entre un 5,2 por ciento y un 5,5 por ciento sin acelerar la inflación.

El banco central estadounidense dijo que planea mantener las tasas de interés cercanas a cero por un "período considerable" después de que termine en octubre un programa de estímulos mediante compras de bonos.

 
En la imagen, personas llenan solicitudes antes de una sesión sobre empleos temporales en Nueva York. 4 de marzo, 2014. La profunda recesión del 2007 al 2009 no causó al mercado laboral estadounidense un daño más permanente que otras depresiones, según un documento de investigación preparado para la conferencia de jefes de bancos centrales que refutó la noción de que dejó profundas cicatrices económicas. REUTERS/Shannon Stapleton