26 de agosto de 2014 / 16:13 / hace 3 años

Pedidos bienes duraderos EEUU anotan alza histórica en julio por demanda de aviones

Una mujer revisa unos refrigeradores al interior de una tienda en Nueva York, jul 28 2010. Los pedidos de bienes duraderos fabricados en Estados Unidos anotaron en julio su mayor alza histórica gracias a la fuerte demanda internacional por aeronaves, pero la tendencia subyacente permaneció consistente con un ritmo estable de crecimiento económico. REUTERS/Shannon Stapleton

WASHINGTON (Reuters) - Los pedidos de bienes duraderos fabricados en Estados Unidos anotaron en julio su mayor alza histórica gracias a la fuerte demanda internacional por aeronaves, pero la tendencia subyacente permaneció consistente con un ritmo estable de crecimiento económico.

El Departamento de Comercio dijo el martes que los pedidos de bienes duraderos, que son productos fabricados para durar más de tres años, desde tostadoras hasta aviones, saltaron un 22,6 por ciento el mes pasado tras una revisión al alza de un 2,7 por ciento en junio.

Los pedidos de transportes escalaron un 74,2 por ciento debido a que las órdenes por aeronaves civiles más que se triplicaron. Boeing dijo previamente que había recibido 324 pedidos de aviones en julio.

Muchos de los pedidos, incluyendo 150 aeronaves encargadas por la aerolínea Emirates [EMIRA.UL], con sede en Dubái, fueron por modelos caros, algunos de ellos aún en desarrollo.

Tomará al menos 10 años que el incremento resultante en la producción se refleje en el producto interno bruto (PIB).

Fuera del sector de transportes, la demanda fue marcadamente menor. Aún así, revisiones al alza al dato de junio, así como también el aumento de envíos y pedidos pendientes, mostraron que el sector fabril se mantiene a un paso firme.

“Este reporte refuerza el mensaje de que el crecimiento de las manufacturas se está acelerando y que probablemente respalde un crecimiento más enérgico del PIB en la segunda mitad del año”, dijo el economista jefe de RDQ Economics en Nueva York, John Ryding.

Las acciones estadounidenses subían y el índice S&P 500 operaba cerca de un máximo histórico.

Los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subían, mientras que el dólar cotizaba estable frente a una cesta de monedas.

En forma separada, el grupo de la industria The Conference Board dijo que la confianza del consumidor estadounidense alcanzó su mayor nivel en casi siete años en agosto.

Un indicador de las percepciones de los hogares sobre el mercado laboral tocó su mejor nivel desde julio del 2008.

Eso también respaldó las opiniones respecto a que la economía permanece sobre una sólida senda de crecimiento, pese a otro informe que mostró una desaceleración en el crecimiento del precio de las casas en junio.

El índice más amplio sobre precios de casas de S&P/Case Shiller subió un 6,2 por ciento en los 12 meses hasta junio, el menor incremento desde noviembre del 2012, que se compara a un avance del 7 por ciento en mayo.

FUERTES PEDIDOS DE AUTOS

Aunque el enorme aumento de órdenes a Boeing respondió por la mayor parte de los pedidos de bienes duraderos el mes pasado, las órdenes de automóviles aumentaron un 10,2 por ciento luego de bajar un 1,3 por ciento en junio.

Los pedidos de bienes de capital fuera del sector de defensa y excluyendo las aeronaves, un indicador vigilado de cerca sobre los planes de gastos de las empresas, bajaron un 0,5 por ciento el mes pasado.

Sin embargo, ese declive tuvo lugar tras un avance revisado al alza de un 5,4 por ciento en junio. Previamente se había informado que los pedidos de bienes de capital subyacentes habían subido un 3,3 por ciento en junio.

Los envíos de bienes de capital subyacentes se incrementaron un 1,5 por ciento el mes pasado. Ese dato es usado para calcular el gasto en equipamiento en la medición del producto interno bruto (PIB) del Gobierno.

“Eso sugiere que el gasto de capital terminó el segundo trimestre sobre un pie sólido, con ese impulso positivo extendiéndose al inicio del tercer trimestre”, dijo el economista senior de RBS en Stamford, Connecticut, Omair Sharif.

Otros detalles del reporte también favorecían a la manufactura en los próximos meses.

Los pedidos aún no despachados de bienes de capital subyacente aumentaron un 1,1 por ciento el mes pasado luego de subir un 1,7 por ciento en junio. Eso mostró una cantidad sostenida de trabajo que mantendrá ocupadas por un tiempo a las fábricas estadounidenses.

Los inventarios de bienes duraderos se elevaron un 0,5 por ciento en julio, igualando el incremento del mes previo, lo que sugiere que la acumulación de inventarios podría aportar el crecimiento del tercer trimestre tras ayudar a impulsar la producción en el segundo trimestre.

Editado en español por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below