BCE sigue presionado por estímulos pese a que disminuye caída de préstamos en zona euro

jueves 28 de agosto de 2014 10:42 GYT
 

FRÁNCFORT (Reuters) - La caída de préstamos para los hogares y las empresas de la zona euro se frenó más en julio y la oferta de dinero creció, aunque no lo suficiente para detener las expectativas de que el Banco Central Europeo finalmente proveerá más estímulo.

En una medida sin precedentes, el BCE empezó en junio a cobrarle a los bancos por guardarles sus depósitos a un día, en una decisión que espera alentará a los bancos a prestar.

Adicionalmente, una nueva inyección de créditos de largo plazo que se realizaría más adelante este año debería facilitar todavía más la entrega de préstamos.

Pero las especulaciones han crecido desde las declaraciones de la semana pasada del presidente del BCE, Mario Draghi, que dijo que el banco podría ir más allá y acercarse a un alivio cuantitativo -que equivale a imprimir dinero para comprar activos.

Datos del BCE mostraron el jueves que los préstamos al sector privado cayeron un 1,6 por ciento en julio respecto al mismo mes del año anterior, después de una contracción de un 1,8 por ciento en junio.

La masa monetaria M3 de la zona euro -una medida más general del efectivo en la economía- creció a un ritmo anual de un 1,8 por ciento en julio frente al 1,6 por ciento en junio.

"En conjunto, el dinero de hoy y los datos del crédito mantendrán muy vivas las esperanzas de que el BCE entregue nuevos estímulos", dijo Martin van Vliet, economista de ING.

El BCE está poniendo a los bancos principales de la zona euro bajo una estricta revisión de sus hojas de balance para eliminar los créditos de cobro dudoso, para actualizar valoraciones colaterales y para ajustar capital, todo con el fin de que en un futuro suministren créditos con mayor libertad.

Sin embargo, esas medidas se tardarán en rendir completamente sus frutos.   Continuación...

 
En la imagen se ve al presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, hablando durante la rueda de prensa el 7 de agosto de 2014. La caída de préstamos para los hogares y las empresas de la zona euro se frenó más en julio y la oferta de dinero creció, aunque no lo suficiente para detener las expectativas de que el Banco Central Europeo finalmente proveerá más estímulo. REUTERS/Ralph Orlowski