29 de agosto de 2014 / 2:27 / hace 3 años

Gasto de familias japonesas cae, producción se mantiene estable por alza tributaria

4 MIN. DE LECTURA

TOKIO (Reuters) - El gasto de las familias de Japón cayó más que lo esperado y la producción fabril se mantuvo débil en julio, tras el desplome del mes pasado, mostraron el viernes datos del Gobierno, lo que sugiere que las tibias exportaciones y un aumento de impuestos en abril han presionado a la economía más que lo previsto.

Si bien el Banco de Japón no está de ánimo para ampliar el estímulo monetario en el corto plazo, los datos lo mantendrán bajo presión para actuar si la economía no gana fuerza luego de su contracción en el trimestre abril-junio, dijeron analistas.

Datos separados mostraron que el índice subyacente de precios al consumidor, que excluye los precios volátiles de los alimentos, pero incluye a los productos del petróleo, fue de un 3,3 por ciento interanual en julio, igualando la estimación promedio del mercado.

Cuando se excluye el efecto del aumento de impuestos en abril, el índice fue de un 1,3 por ciento, aún lejos de la meta de inflación de un 2 por ciento que el Banco de Japón prometió alcanzar en algún momento del próximo año.

La producción industrial aumentó un 0,2 por ciento en julio, mucho menos que el aumento de un 1,0 por ciento proyectado en un sondeo de Reuters, mostraron datos del Ministerio de Economía, Industria y Comercio.

Eso representa una débil recuperación respecto a una caída de un 3,4 por ciento en junio, el mayor descenso desde el terremoto de marzo del 2011, debido a que las compañías desaceleraron su producción en respuesta a las débiles exportaciones y una baja demanda local luego de un aumento de impuestos.

Manufactureros consultados por el ministerio, sin embargo, esperan elevar la producción en un 1,3 por ciento en agosto y en un 3,5 por ciento en septiembre.

El gasto de las familias cayó un 5,9 por ciento en julio respecto al año previo, más que la estimación promedio del mercado de un descenso de un 3,0 por ciento, debido a un aumento del impuesto a las ventas y al mal clima que mantuvo a los consumidores en casa en lugar de que salieran a comprar.

La economía de Japón se contrajo a una tasa anualizada de un 6,8 por ciento en el segundo trimestre respecto a los tres meses anteriores, lo que borró el avance de un 6,1 por ciento del primer trimestre antes del alza tributaria.

Muchos analistas están de acuerdo con el BOJ en que el crecimiento se recuperará en el actual trimestre, aunque algunos advierten que la recuperación podría perder fuerza más tarde este año si los obstáculos derivados del aumento de impuestos se prolongan y las exportaciones no superan su estancamiento.

A pesar de algunas señales de debilidad en la economía, el BOJ se ha mostrado optimista y estima que lo ajustado del mercado laboral llevará a mayores sueldos y más dinero para que las familias gasten, por lo tanto, mantendrá a Japón camino a cumplir con su meta de inflación de un 2 por ciento.

La tasa de desempleo se mantuvo en un 3,8 por ciento en julio, comparado con una estimación promedio de un 3,7 por ciento, con el ratio de postulantes a empleos en un máximo de 22 años de un 1,10, mostraron los datos el viernes.

Reporte adicional de Tetsushi Kajimoto; Editado en Español por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below