Reguladores EEUU adoptan normas más estrictas para necesidades de efectivo de bancos

miércoles 3 de septiembre de 2014 14:18 GYT
 

Por Emily Stephenson y Douwe Miedema

WASHINGTON (Reuters) - Reguladores estadounidenses adoptaron el miércoles medidas para que los bancos mantengan activos fáciles de vender y así mantenerlos operando durante una crisis, después de que muchos fueran sorprendidos cortos de dinero en medio de la crisis financiera de 2007-2009.

La normas, aprobadas por la Reserva Federal y la Oficina del Contralor de la Moneda, se enmarcan dentro de nuevas medidas en un esfuerzo global para hacer resistentes a grandes bancos como JPMorgan Chase y Citigroup y evitar una nueva crisis en el futuro.

"Restricciones de liquidez fueron los agentes de contagio en la crisis financiera", dijo el gobernador de la Fed Daniel Tarullo. "(Las nuevas normas) hacen menos probables esas restricciones al limitar que los grandes bancos tomen riesgos excesivos de liquidez", agregó.

La Fed dijo que los grandes bancos estadounidenses necesitarían mantener alrededor de 2,5 billones de dólares en activos altamente líquidos para el 2017 y que tendrían un déficit de unos 100.000 millones de dólares de ese umbral de aplicarse en estos momentos.

Los reguladores también propusieron normas para determinar cuánto dinero -o margen- swaps de compradores y vendedores se debe apartar cuando realizan negociaciones fuera de las cámaras de compensación, las que se vuelven más riesgosas.

Las reglas, propuestas por primera vez en octubre de 2013, obligarán a los bancos a mantener los suficientes activos líquidos como dinero, bonos del Tesoro y otros para financiarse ellos mismos en un periodo de 30 días durante una crisis.

La estimación de la Fed del déficit actual es la mitad de los 200.000 millones de dólares en la brecha que el regulador proyectó en la propuesta de la regla.

Tarullo, el máximo funcionario de la Fed sobre regulación financiera, dijo que más reglas venían en camino. Aseguró que el banco central estadounidense redactaría normas de liquidez por separado para los bancos extranjeros que no estén involucrados en la regla finalizada el miércoles.

(Reporte de Emily Stephenson y Douwe Miedema, editado por Manuel Farías)

 
Las oficinas corporativas de JP Morgan en Londres, ene 28 2014. Reguladores estadounidenses adoptaron el miércoles medidas para que los bancos mantengan activos fáciles de vender y así mantenerlos operando durante una crisis, después de que muchos fueran sorprendidos cortos de dinero en medio de la crisis financiera de 2007-2009. REUTERS/Simon Newman