BCE sorprende con medidas para impulsar a zona euro, abre la puerta a más estímulo

jueves 4 de septiembre de 2014 14:01 GYT
 

Por Eva Taylor y Paul Carrel

FRÁNCFORT (Reuters) - El Banco Central Europeo redujo el jueves sus tasas de interés a nuevos mínimos históricos y lanzó un nuevo plan para inyectar dinero a la vacilante economía de la zona euro, sorprendiendo a los mercados y dejando la puerta abierta a más intervenciones.

Dentro de una serie de medidas que resaltan la creciente preocupación por la salud del bloque monetario, el BCE redujo su principal tasa de refinanciamiento a un 0,05 por ciento desde un 0,15 por ciento, y llevó la tasa de depósitos a un día a un nivel más negativo, al situarla en un -0,2 por ciento.

El Fondo Monetario Internacional, que ha presionado al BCE para que tome medidas para apoyar a la zona euro, se mostró satisfecho con lo decidido.

La zona euro no creció en el segundo trimestre y la crisis en Ucrania está pesando fuertemente en la confianza de las empresas.

"Se discutió un alivio cuantitativo", dijo el presidente del BCE, Mario Draghi, sobre la posibilidad de, en la práctica, imprimir dinero para comprar activos.

"Algunos miembros del Consejo de Gobierno estaban a favor de hacer más de lo que les he presentado, y otros a favor de hacer menos. Así que la propuesta está en un punto medio", añadió.

Las nuevas proyecciones económicas del BCE ven un menor crecimiento del bloque del euro para este año, de sólo un 0,9 por ciento, que se aceleraría al 1,6 por ciento en el 2015.

En tanto, el pronóstico para la inflación -actualmente de sólo un 0,3 por ciento- fue recortado a un 0,6 por ciento en el año, pero se aceleraría a un 1,1 por ciento en el 2015, aún por debajo de la meta del BCE de cerca, pero debajo de un 2,0 por ciento.   Continuación...

 
Un logo del euro en el frontis del edificio del Banco Central Europeo en Frankfurt. Imagen de archivo, 7 agosto, 2014. El Banco Central Europeo redujo el jueves sus tasas de interés a nuevos mínimos históricos, en un inesperado recorte del costo de los préstamos para tratar de elevar la inflación y apoyar una recuperación de la alicaída economía de la zona euro.  REUTERS/Ralph Orlowski