Corte de EEUU dice que BP fue sumamente negligente en el derrame de 2010

jueves 4 de septiembre de 2014 19:10 GYT
 

Por Anna Driver y Mica Rosenberg

HOUSTON (Reuters) - Un juez determinó que la petrolera británica BP Plc fue "sumamente negligente" en las acciones que llevaron al derrame de 2010 en el Golfo de México, lo que podría sumar 18.000 millones de dólares a las multas contra la firma por el peor desastre ecológico marítimo en la historia de Estados Unidos.

Tras el anuncio del jueves, BP dijo que apelaría a la decisión del juez de distrito Carl Barbier en Nueva Orleans, Luisiana.

Barbier todavía tiene que asignar las compensaciones por daños del vertido en virtud de la ley federal de aguas limpias (Clean Water Act), aunque cálculos anteriores realizados por Reuters han mostrado que las multas podrían alcanzar los 17.600 millones de dólares en el peor de los escenarios.

Eso se sumaría a los más de 42.000 millones de dólares en cargos que la compañía ya ha asumido.

"La ley es clara al señalar que demostrar una gran negligencia requiere un estándar muy alto que no se cumple en este caso", señaló la compañía en un comunicado.

"BP cree que una visión imparcial del historial no respalda la errónea conclusión alcanzada por el tribunal de distrito", agregó.

Las acciones de BP cayeron un 5,9 por ciento a 44,89 dólares en Estados Unidos. Los títulos de BP comerciados en Londres cerraron con una baja cercana de 6 por ciento, el peor retroceso en más de cuatro años.

"La corte concluye que el derrame de petróleo fue el resultado de una extrema negligencia o de una deliberada mala praxis por parte de BP", señaló el dictamen.   Continuación...

 
Imagen de archivo del desastre de la plataforma Deepwater Horizon en el Golfo de México. Abril , 2010 . Un juez federal determinó el jueves que la petrolera británica BP Plc fue "sumamente negligente" en las acciones que llevaron al derrame de 2010 en el Golfo de México, lo que podría añadir miles de millones de dólares en multas a la cuenta que afronta la compañía por el peor desastre ecológico marítimo en la historia de Estados Unidos. REUTERS/U.S. Coast Guard/Files/Handout