Bancos británicos planean cambiar sede a Londres si Escocia vota por secesión

jueves 11 de septiembre de 2014 09:21 GYT
 

Por Angus MacSwan y Alistair Smout

EDIMBURGO (Reuters) - Tres bancos británicos dijeron que cambiarían de sede a Londres si Escocia se separa del Reino Unido, en un revés para quienes apoyan la secesión a sólo una semana del referendo.

Los anuncios de Lloyds y del Royal Bank of Scotland, ambos con sede en Edimburgo y parcialmente nacionalizados por el Gobierno de Reino Unido, y por los propietarios australianos del banco Clydesdale se conocen tras un sondeo de opinión publicado el miércoles que mostró que los defensores de la unión aventajan ligeramente.

Pero otra encuesta mostró el fin de semana por primera vez una ventaja para la opción del "Sí" a la independencia, lo que llevó a los líderes de los tres principales partidos de Gran Bretaña a visitar Escocia para convencer a los votantes de que ganarán más autonomía si eligen la opción del "No".

La posibilidad de que se decida una separación en el referendo del 18 de septiembre ha llevado a dirigentes políticos y representantes de empresas, como las petroleras Shell y BP, a expresar su preocupación.

En otro golpe a la campaña pro independentista, el influyente diario The Scotsman decidió permanecer en Gran Bretaña.

El banco Lloyds, donde el Gobierno británico tiene una participación de un 25 por ciento y es el controlador de Bank of Scotland, dijo que sus planes de contingencia incluían crear "entidades legales en Inglaterra", mientras que RBS dijo que "sería necesario modificar el domicilio de la sociedad holding del banco".

Por su parte, TSB Banking Group, propiedad en parte de Lloyds, dijo que era probable que reubicara algunas de sus operaciones en Inglaterra.

El ministro de Finanzas del Gobierno escocés, John Swinney, dijo a la radio BBC que el anuncio de los bancos era resultado de la negativa del Gobierno británico de acceder a una unión monetaria formal con una Escocia independiente.   Continuación...

 
Una casa con una bandera escocesa y un cartel a favor del "si" abajo del Castillo Stirling, en Escocia, 10 septiembre, 2014.  Dos importantes bancos británicos controlados en parte por el Estado dijeron que se trasladarían a Londres si Escocia vota a favor de la independencia, horas después de que un sondeo mostró una ligera ventaja para aquellos que quieren mantener una unión de siglos con Inglaterra. REUTERS/Russell Cheyne