15 de septiembre de 2014 / 15:18 / en 3 años

Creciente importancia de fondos extranjeros, una amenaza para mercados emergentes: BIS

LONDRES (Reuters) - La industria global de gestión de fondos es una fuente potencial de riesgo para los mercados emergentes por su gran tamaño y la tendencia de los inversores a portarse como un rebaño, algo que puede exacerbar las fluctuaciones de los precios de los valores, señaló el domingo un informe del Banco de Pagos Internacionales.

La sede del Banco de Pagos Internacionales en Basilea, Suiza. Imagen de archivo, 05 diciembre, 2013. La industria global de gestión de fondos es una fuente potencial de riesgo para los mercados emergentes por su gran tamaño y la tendencia de los inversores a portarse como un rebaño, algo que puede exacerbar las fluctuaciones de los precios de los valores, señaló el domingo un informe del Banco de Pagos Internacionales. REUTERS/Arnd Wiegmann

En un reporte trimestral, el BIS (por sus siglas en inglés) dijo que la liquidación que sacudió a las economías emergentes el año pasado era un recordatorio de cómo “la actividad de grandes gestores de valores puede afectar significativamente a los mercados pequeños y sin liquidez”.

La presencia e influencia de gestores de valores en las economías de mercado emergentes (EME) ha crecido en los últimos años, afirmó el BIS, citando datos que muestran que, por ejemplo, tan solo los fondos de bonos emergentes han cuadruplicado sus activos bajo gestión (AUM, por sus siglas en inglés) entre 2007 y fines de 2013.

Los AUM totales de los fondos de mercados emergentes estudiados por la consultora EPFR Global, con sede en Boston, aumentaron hasta los 1,4 billones de dólares desde los 900.000 millones de antes de la crisis de Lehman Brothers.

Aunque esta cantidad es pequeña si se compara con los AUM e los fondos dedicados a Estados Unidos o Europa, son grandes en relación con los mercados de valores y bonos emergentes.

“El gran tamaño y concentración de AUM de gestores de activos en mercados de bienes EME relativamente pequeños y sin liquidez son una fuente potencial de preocupación. Cualquier decisión de los gestores de activos con grandes AUM de cambiar la localización de su cartera de valores puede tener un gran impacto en los mercados EME, que son relativamente pequeños”, dijo el BIS en su informe.

Si bien reconoce los beneficios de la inversión extranjera en los países en desarrollo, el BIS destacó que las sucesivas crisis de los últimos años han puesto en evidencia cómo los inversores pueden desestabilizar los mercados de valores EME, “acentuando tanto los auges como los colapsos”.

Asimismo, el problema se vio acrecentado por el uso de los gestores de fondos de los mismos o similares índices de referencia, en referencia a los índices de acciones y bonos en relación a los cuales los inversores miden su desempeño.

“Es probable que estos fondos se muevan en la misma dirección y reaccionen de forma similar cuando se enfrenten a sacudidas relacionadas con los EME”, indicó el informe, recordando el ejemplo de 2013, cuando la perspectiva de una política monetaria más estricta por parte de Estados Unidos provocó la huída de miles de millones de dólares de los fondos de mercados emergentes.

Editado en español por Carlos Serrano / REUTERS GB

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below