ANÁLISIS-Venezolana PDVSA privilegia pragmatismo sobre política con compras de crudo

lunes 27 de octubre de 2014 13:42 GYT
 

Por Alexandra Ulmer y Marianna Párraga

CARACAS/HOUSTON (Reuters) - Suena vergonzoso: Venezuela, el país miembro de la OPEP con las reservas petroleras más grandes del mundo, está importando crudo por primera vez en su historia.

Inmediatamente, los opositores al gobierno socialista de Nicolás Maduro pusieron la noticia como otro ejemplo de mala gestión del sector petrolero. De hecho, la producción de crudo está cayendo y Petróleos de Venezuela (PDVSA) no parece haber invertido lo suficiente para revertir la tendencia.

Sin embargo, expertos y operadores del mercado que negocian con PDVSA afirman que la estrategia de comprar crudo argelino y ruso da señales sobre cambios sutiles que se están llevando a cabo bajo la tutela del nuevo presidente de la estatal, Eulogio Del Pino, en medio de presiones financieras y operacionales.

El pragmatismo comercial podría comenzar a competir con consideraciones políticas, especialmente en medio de la caída de los precios del crudo, añadieron.

El crudo ligero importado será utilizado para diluir la creciente producción venezolana de crudos extrapesados y crear una mayor variedad de mezclas, más apetecibles para el mercado global de refinación.

En un comunicado confirmando las compras, PDVSA argumentó que el precio de estos crudos es unos 30 dólares por barril más barato que la nafta que había estado usando como diluyente.

"Están buscando mejorar la parte económica, que es lo más importante, para después mejorar el aspecto técnico", dijo José Zabala, director de un instituto de investigación petrolera en la Universidad del Zulia, al occidente de Venezuela.

"El Gobierno se está dando cuenta que estamos cayendo en problemas económicos fuertes y, a medida que baja el precio, estamos complicándonos más", comentó Zabala, quien considera al nuevo jefe de PDVSA "un gerente petrolero, más que político".   Continuación...

 
Un trabajador pasa frente a un mural de PDVSA en una estación de gasolina en Caracas. Imagen de archivo, 29 agosto, 2014. Suena vergonzoso: Venezuela, el país miembro de la OPEP con las reservas petroleras más grandes del mundo, está importando crudo por primera vez en su historia. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins