Expansión fabril de China se debilita; Gobierno aplicaría nuevos estímulos

viernes 12 de diciembre de 2014 08:47 GYT
 

Por Xiaoyi Shao y Kevin Yao

PEKÍN (Reuters) - La economía de China mostró nuevas señales de debilidad en noviembre, cuando el crecimiento de la actividad fabril se ralentizó más que lo esperado y la expansión de la inversión se estuvo cerca de un mínimo de 13 años, aumentando la presión para que las autoridades anuncien medidas de estímulo más agresivas.

No obstante, en una señal de que los bancos ya estaban respondiendo a las instrucciones de Pekín para reactivar la economía, los nuevos préstamos crecieron un 56 por ciento en el mes.

Afectado por un mercado inmobiliario alicaído, el crecimiento económico de China ya se había moderado al 7,3 por ciento en el tercer trimestre, por lo que las débiles cifras de las fábricas y la inversión de noviembre sugieren que la expansión de todo el año incumplirá la meta de crecimiento de Pekín de un 7,5 por ciento y tendrá el desempeño más flojo en 24 años.

"Los datos son un mal presagio para el crecimiento del PIB en el cuarto trimestre, que se encamina a desacelerarse aún más", dijo Dariusz Kowalczyk, economista de Credit Agricole CIB en Hong Kong.

El crecimiento de la inversión en bienes raíces también se frenó en los primeros 11 meses del 2014, pero las ventas de propiedades registraron su mejor mes este año, alentadas por los esfuerzos de Pekín para revivir un sector del cual depende gran parte de la economía.

Después de la iniciativa de septiembre para reducir las tasas hipotecarias y los pagos iniciales para algunos compradores de casas, el Banco Popular de China recortó las tasas de interés el 21 de noviembre por primera vez en dos años.

El recorte sorpresivo indicó la creciente preocupación de los funcionarios de que una desaceleración más aguda de la economía aumente el riesgo de pérdidas de empleos e incumplimientos de pagos.

La producción industrial aumentó un 7,2 por ciento en noviembre, respecto del mismo mes del año anterior, tras un alza del 7,7 por ciento de octubre, dijo el viernes la Oficina Nacional de Estadísticas. Los analistas esperaban una expansión de un 7,5 por ciento.   Continuación...

 
Empleados trabajan en la línea de producción de un automóvil en una planta en Changshu. Imagen de archivo, 21 octubre, 2014. La economía de China mostró nuevas señales de debilidad en noviembre, cuando el crecimiento de la actividad fabril se ralentizó más que lo esperado y la expansión de la inversión se ubicó cerca de un mínimo en 13 años, aumentando la presión para que las autoridades anuncien medidas de estímulo más agresivas.  REUTERS/Aly Song