12 de diciembre de 2014 / 9:50 / en 3 años

Expansión fabril de China se debilita; Gobierno aplicaría nuevos estímulos

Empleados trabajan en la línea de producción de un automóvil en una planta en Changshu. Imagen de archivo, 21 octubre, 2014. La economía de China mostró nuevas señales de debilidad en noviembre, cuando el crecimiento de la actividad fabril se ralentizó más que lo esperado y la expansión de la inversión se ubicó cerca de un mínimo en 13 años, aumentando la presión para que las autoridades anuncien medidas de estímulo más agresivas. REUTERS/Aly Song

PEKÍN (Reuters) - La economía de China mostró nuevas señales de debilidad en noviembre, cuando el crecimiento de la actividad fabril se ralentizó más que lo esperado y la expansión de la inversión se estuvo cerca de un mínimo de 13 años, aumentando la presión para que las autoridades anuncien medidas de estímulo más agresivas.

No obstante, en una señal de que los bancos ya estaban respondiendo a las instrucciones de Pekín para reactivar la economía, los nuevos préstamos crecieron un 56 por ciento en el mes.

Afectado por un mercado inmobiliario alicaído, el crecimiento económico de China ya se había moderado al 7,3 por ciento en el tercer trimestre, por lo que las débiles cifras de las fábricas y la inversión de noviembre sugieren que la expansión de todo el año incumplirá la meta de crecimiento de Pekín de un 7,5 por ciento y tendrá el desempeño más flojo en 24 años.

“Los datos son un mal presagio para el crecimiento del PIB en el cuarto trimestre, que se encamina a desacelerarse aún más”, dijo Dariusz Kowalczyk, economista de Credit Agricole CIB en Hong Kong.

El crecimiento de la inversión en bienes raíces también se frenó en los primeros 11 meses del 2014, pero las ventas de propiedades registraron su mejor mes este año, alentadas por los esfuerzos de Pekín para revivir un sector del cual depende gran parte de la economía.

Después de la iniciativa de septiembre para reducir las tasas hipotecarias y los pagos iniciales para algunos compradores de casas, el Banco Popular de China recortó las tasas de interés el 21 de noviembre por primera vez en dos años.

El recorte sorpresivo indicó la creciente preocupación de los funcionarios de que una desaceleración más aguda de la economía aumente el riesgo de pérdidas de empleos e incumplimientos de pagos.

La producción industrial aumentó un 7,2 por ciento en noviembre, respecto del mismo mes del año anterior, tras un alza del 7,7 por ciento de octubre, dijo el viernes la Oficina Nacional de Estadísticas. Los analistas esperaban una expansión de un 7,5 por ciento.

La inversión en activos fijos, un importante motor de la expansión, creció un 15,8 por ciento en los primeros 11 meses frente al mismo período del año anterior, desacelerando desde un alza de un 15,9 por ciento en los primeros 10 meses.

AUMENTO DE CRÉDITOS

El aumento de los nuevos préstamos tuvo lugar después de que fuentes dijeron a Reuters el jueves que el Banco Popular de China dio instrucciones a los bancos para que eleven los créditos y silenciosamente relajó las exigencias para cumplir los ratios de préstamos sobre depósitos con tal fin.

“Los números de los créditos dan esperanza de que la inversión repuntará ahora que hay más fondos disponibles para pagar proyectos de gastos de capital”, dijo Kowalczyk.

Pero no todos los nuevos préstamos se disponen para usos productivos, pues algunos solo reemplazarán deuda existente y hay evidencia de que los especuladores destinan parte de ellos a un fuerte repunte del mercado bursátil que se vio en semanas recientes.

Otros datos de esta semana mostraron que el crecimiento de las exportaciones de China se frenó bruscamente en noviembre, mientras que las importaciones imprevistamente se contrajeron.

Y a pesar de la resultante expansión de la oferta monetaria, la inflación al consumidor bajó a un mínimo de cinco años, alentando expectativas de que Pekín podría actuar de forma más agresiva para evitar la deflación, incluyendo un recorte de los requisitos de reserva bancarios, lo que les permitiría prestar aún más.

“Estamos listos para un recorte de requisitos de reserva en cualquier momento. Habrá reducciones por 100 puntos básicos el próximo par de trimestres”, dijo Tim Condon, jefe de análisis de Asia de ING en Singapur.

El cierre de muchas fábricas en el norte de China a inicios de noviembre para reducir la contaminación del aire cuando se reunían los líderes de Asia-Pacífico en Pekín posiblemente limitó la producción industrial, pero la demanda de productos como concreto y acero también fue golpeada por un menor crecimiento de los pedidos de exportación y el enfriamiento del sector inmobiliario.

El consumo fue el único punto brillante, luego de que el crecimiento de las ventas minoristas se aceleró ligeramente a un 11,7 por ciento desde un 11,5 por ciento en octubre, que fue su ritmo más lento desde principios del 2006.

escrito por Will Waterman / REUTERS GB

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below