Baja del crudo y reforma impositiva amenazan con frenar impulso de la economía colombiana

viernes 12 de diciembre de 2014 11:22 GYT
 

Por Luis Jaime Acosta

BOGOTÁ (Reuters) - Bajos precios del petróleo, una reforma impositiva cuestionada por empresarios y un panorama internacional adverso amenazan con enfriar la economía de Colombia y frenar el impulso que la hizo brillar entre las más grandes de América Latina en los últimos años.

El desplome del crudo por un exceso de oferta en el mundo y la menor demanda de materias primas reduciría los ingresos fiscales de Colombia, fundamentales para combatir la desigualdad y pobreza que afecta a casi 3 de cada 10 colombianos.

Para tapar el hueco fiscal, el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos decidió mantener impuestos próximos a expirar y subir otros. Pero eso desalentaría la inversión extranjera, clave del auge económico, y frenaría proyectos de expansión de empresas que han contribuido a bajar el desempleo a un dígito.

"La caída del precio del petróleo sin duda que nos va a afectar, no total, pero sí un porcentaje importante", admitió Santos, que enfrenta un panorama de vacas flacas para su segundo mandato frente al "boom" económico de su primer periodo.

Pero más allá del precio del crudo y los impuestos, para el Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, el menor crecimiento de China -el principal comprador de materias primas del mundo- así como la lenta recuperación de Estados Unidos y la Zona Euro se sumarían al cóctel que amenaza a la economía colombiana.

Colombia ha sido la estrella entre las grandes economías de Latinoamérica: el Producto Interno Bruto (PIB) ha crecido en promedio más de un 4 por ciento al año en la última década.

Aunque ha ido reduciendo un poco sus expectativas, el Gobierno espera que en el 2015 se expanda en el mejor de los casos un 4,5 por ciento, muy por encima de Argentina, Brasil y de México.

Pero para algunos los pronósticos suenan demasiado altos.   Continuación...

 
Un trabajador conduce una bicicleta en la refinadora de petróleo de Cartagena. Imagen de archivo, 24 agosto, 2006. Bajos precios del petróleo, una reforma impositiva cuestionada por empresarios y un panorama internacional adverso amenazan con enfriar la economía de Colombia y frenar el impulso que la hizo brillar entre las más grandes de América Latina en los últimos años. REUTERS/Fredy Builes