Fed de EEUU enfrenta gran decisión sobre unas pocas palabras

lunes 15 de diciembre de 2014 09:11 GYT
 

Por Jonathan Spicer

NUEVA YORK (Reuters) - Funcionarios de la Reserva Federal de Estados Unidos decidirán esta semana si realizarán o no cambios cruciales a su comunicado de política monetaria, que de ser así abrirían las puertas a alzas de tasas de interés el próximo año y apostarían a que el país continuará brillando en medio de una economía global débil.

El Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed emitirá su comunicado de política monetaria el miércoles a las 1900 GMT, junto a nuevas proyecciones económicas, al concluir su reunión de dos días. Posteriormente, la presidenta de la Fed, Janet Yellen, ofrecerá una conferencia de prensa a las 1930 GMT.

La economía de Estados Unidos se ha fortalecido y se han creado empleos a un ritmo más veloz desde la última reunión de la Fed de octubre, cuando la entidad reiteró que sus tasas de interés referenciales probablemente no subirán "durante un tiempo considerable".

Los funcionarios tendrán que decidir cuándo reemplazarán esa frase, pese a una tasa de inflación estadounidense por debajo de la meta y a la debilidad económica en Europa y Asia.

Altos funcionarios de la Fed han sugerido a mediados del 2015 como un momento razonable para comenzar a endurecer la política monetaria tras seis años de tasas cercanas a cero y los mercados financiero en general concuerdan.

Mientras los inversores buscan pistas sobre cuándo y qué tan agresivamente podría actuar la Fed, aquí hay algunos aspectos claves a vigilar:

EL LENGUAJE DE DESPEGUE   Continuación...

 
El edificio de la Reserva Federal de los Estados Unidos fotografiado en Washington. Imagen de archivo, 28 octubre, 2014. Funcionarios de la Reserva Federal de Estados Unidos decidirán esta semana si realizarán o no cambios cruciales a su comunicado de política monetaria, que de ser así abrirían las puertas a alzas de tasas de interés el próximo año y apostarían a que el país continuará brillando en medio de una economía global débil.   REUTERS/Gary Cameron