Tras la conquista del mineral de hierro, BHP y Rio van por el dominio del cobre

lunes 15 de diciembre de 2014 13:49 GYT
 

Por James Regan

SÍDNEY (Reuters) - Rio Tinto y BHP Billiton están acumulando grandes intereses en el cobre para conseguir una mayor participación en un mercado mundial de 140.000 millones de dólares anuales, con la aparente intención de empujar fuera del mercado a productores de alto costo, tal como hicieron con el mineral hierro.

Por separado y en sociedad, Rio y BHP intentan extraer millones de toneladas más de cobre, pese a un mercado que se espera sobreabastecido en los próximos años.

"Para ambas empresas se trata de ejercer la mayor influencia posible sobre el mercado global", dijo Gavin Wendt, analistas de recursos naturales de la consultara MineLife de Sidney.

"Habiendo dicho eso, a diferencia del muy concentrado mercado del mineral de hierro donde el foco se centra en un mercado dominado en parte por Rio y BHP -China-, el cobre se vende más ampliamente, lo que deja un espacio para que pequeños productores se mantengan en el juego", dijo Wendt.

Varios pequeños productores contactados por Reuters no quisieron hacer comentarios, argumentando que es muy pronto para valorar el impacto de las expansiones.

No ha habido insinuaciones de que BHP y Rio estén trabajando concertadamente para conseguir un predominio en el control de la oferta mundial de cobre.

La Agencia Económica de Recursos y Energía de Australia prevé un superávit de cobre de 300.000 toneladas en 2015, equivalente a la producción semestral de Corea del Sur.

El jefe de la división de cobre, Jean-Sebastien Jacques, dijo a inversores en diciembre que un cambio a un déficit es improbable antes de 2018, y que la empresa estaba en un esfuerzo por "obtener una clara ventaja" frente a los competidores y "estableciendo un modelo de negocio que cree valor a través de los ciclos económicos".   Continuación...

 
Un cartel de BHP Billiton visto en un stand en el centro de Sidney. Imagen de archivo, 20 agosto, 2013. Rio Tinto y BHP Billiton están acumulando grandes intereses en el cobre para conseguir una mayor participación en un mercado mundial de 140.000 millones de dólares anuales, con la aparente intención de empujar fuera del mercado a productores de alto costo, tal como hicieron con el mineral hierro.  REUTERS/David Gray