ANALISIS-Alza de tasas EEUU y bajo precio del crudo mantendrán débil al peso mexicano en 2015

viernes 26 de diciembre de 2014 09:52 GYT
 

Por Jean Luis Arce

MÉXICO DF (Reuters) - La debilidad del peso mexicano persistirá en 2015 por la pérdida de atractivo frente a una inminente alza de tasas en Estados Unidos y el desplome del petróleo, poniendo en riesgo la esperada fiesta de inversiones tras una histórica apertura del sector energético local.

Si bien la lógica dicta que México debería ser el gran beneficiado del repunte económico de su vecino y mayor socio comercial, el peso se negoció en mínimos de casi seis años frente al dólar en las últimas dos semanas y acumula en el año una pérdida de más del 13 por ciento.

La posibilidad de que suban las tasas en Estados Unidos hace más atractivas las inversiones en dólares que en monedas de mercados emergentes como México.

"Si vemos otra vez buenos números de empleo y demás (en Estados Unidos), el mercado seguramente ya va estar 'priceando' (considerando) en mayo o junio un aumento de tasas por parte de la Fed, lo cual no le va a ayudar al peso" dijo Alexandro González, jefe de cambios de la casa de bolsa Finamex.

Sean bonos o dólares constantes y sonantes, los activos financieros estadounidenses son considerados una inversión menos jugosa pero más segura que los de economías emergentes.

La acelerada venta de pesos mexicanos responde a este razonamiento base, pero además una caída de los precios del crudo se impuso en las últimas semanas como un factor sorpresa que había estado fuera del radar de los analistas.

Gráficos de Reuters muestran que la correlación entre el peso y el petróleo casi se duplicó desde inicios de septiembre hasta hacerse casi total en diciembre.

Esto fue un baldazo de agua fría para la ambiciosa reforma energética aprobada este año, ya que vino justo cuando el Gobierno se apresta a lanzar su primera ronda de proyectos de exploración y producción para inversores privados.   Continuación...

 
Vista general de la ciudad mexicana de Monterrey . Imagen de archivo, 6 junio, 2014. La debilidad del peso mexicano persistirá en 2015 por la pérdida de atractivo frente a una inminente alza de tasas en Estados Unidos y el desplome del petróleo, poniendo en riesgo la esperada fiesta de inversiones tras una histórica apertura del sector energético local. REUTERS/Daniel Becerril