PETRÓLEO-Crudo baja hacia los 56 dlr y se dirige a su mayor caída anual desde 2008

miércoles 31 de diciembre de 2014 08:22 GYT
 

Por Alex Lawler

LONDRES (Reuters) - El petróleo caía cerca de los 56 dólares por barril el miércoles y se dirigía hacia su mayor declive anual desde 2008, presionado por una menor demanda y un exceso de oferta provocada por el auge del esquisto en Estados Unidos y por la negativa de la OPEP a reducir su producción.

* El referencial Brent ha caído un 49 por ciento en 2014 ante la desaceleración del crecimiento de la demanda, una mayor producción de Estados Unidos y la negativa de la OPEP de reducir su producción.

* El miércoles, los precios eran presionados por un sondeo que mostró que la actividad del sector manufacturero de China se contrajo por primera vez en siete meses en diciembre, un dato pesimista para la perspectiva de la demanda por crudo del segundo mayor consumidor mundial. [ID:nL1N0UF03O]

* A las 1035 GMT, el Brent LCOc1 perdía 1,42 dólares a 56,48 dólares por barril, luego de caer hasta los 56,27 dólares por barril, su nivel más bajo desde mayo de 2009.

* El crudo en Estados Unidos CLc1 caía 86 centavos a 53,26 dólares.

* Ambos referenciales alcanzaron mínimos de cinco años y medio el lunes, antes de recuperarse levemente.

* El declive anual para el Brent sería el mayor desde 2008.

* En su reunión del 27 de noviembre, la OPEP decidió no reducir la producción, con el fin de defender su cuota de mercado contra la competencia del petróleo de esquisto de Estados Unidos y otros combustibles, pese a sus propios pronósticos de un creciente superávit en 2015. [ID:nL2N0TH0SO]   Continuación...

 
Extractores de petróleo fotografiados en un campo de crudo en Bakersfield. Imagen de archivo, 9 noviembre, 2014.  El petróleo caía cerca de los 56 dólares por barril el miércoles y se dirigía hacia su mayor declive anual desde 2008, presionado por una menor demanda y un exceso de oferta provocada por el auge del esquisto en Estados Unidos y por la negativa de la OPEP a reducir su producción. REUTERS/Jonathan Alcorn