7 de enero de 2015 / 14:43 / hace 3 años

SONDEO-Monedas de mercados emergentes se enfrentan a un año movido

Una persona camina frente a una casa de cambios en el centro de Santiago, oct 30 2014. Las monedas de mercado emergente van a seguir bajo presión durante 2015, según un sondeo de Reuters, pero no se debilitarían tanto como el año pasado, ya que los precios de las materias primas y políticas monetarias menos flexibles en Estados Unidos ya habrían sido asimiladas en los precios.Ivan Alvarado

BRASILIA (Reuters) - Las monedas de mercados emergentes van a seguir bajo presión durante el 2015, según un sondeo de Reuters, pero no se debilitarían tanto como el año pasado, ya que los precios de las materias primas y políticas monetarias menos flexibles en Estados Unidos ya habrían sido asimiladas.

Todas las monedas de los principales países emergentes, excepto el peso mexicano, caerían este año, según la mediana de los pronósticos de más de 80 estrategas y economistas encuestados.

El real brasileño, la lira turca y el rand sudafricano rand, que se desplomaron cerca o más de un 10 por ciento a mínimos de la década en 2014, tendrían bajas de entre un 1 y un 5 por ciento durante 2015.

La mediana de los pronósticos para el rublo, que quedó atrapado en medio de una fuga de capitales, sigue siendo que la moneda repuntará desde su nivel actual.

La estimación más pesimista para la moneda rusa prevé un desplome de otro 30 por ciento.

"La dicotomía entre la política monetaria en Estados Unidos y Reino Unido y las de Europa y Japón, junto con la baja en los precios de las materias primas y un crecimiento más débil en China, forman un cóctel bastante letal para el riesgo de las monedas de mercado emergente", dijo Jeffrey Schultz, economista de BNP Paribas Cadiz Securities, en Johanesburgo.

El tema es que la lista de potenciales riesgos no es nueva.

Por ejemplo, los precios del petróleo se han desplomado más de un 50 por ciento desde mediados de 2014 y podrían tocar fondo antes de fin de año, mientras que la Reserva Federal ha sugerido que podría subir las tasas de interés de Estados Unidos en 2015.

Para algunos analistas, el riesgo de que las monedas de mercados emergentes en realidad se fortalezcan más adelante este año es más alto que en 2014, especialmente si la Fed endurece su política monetaria con demasiada lentitud.

"La gente se va a dar cuenta de que no será el fin del mundo y entonces las monedas van a recuperar un poco de terreno", dijo Cristiano Oliveira, economista de Banco Fibra, en Sao Paulo.

Los analistas dijeron que, además, la mentalidad de rebaño no va a permitir que los operadores se distancien demasiado.

Aunque los pronósticos sugieren que el impacto en las monedas emergentes va a ser uniforme, las monedas de Brasil, Turquía y México -por nombrar algunos ejemplos- difieren en su exposición a la baja del crudo y en sus niveles de intervención en los mercados cambiarios.

Los expertos afirman que en Turquía, que es un importador neto de petróleo, los precios más baratos en el combustible podrían sostener a la lira en torno a sus niveles actuales durante el primer semestre, mientras que en México, que sí es productor, el efecto sería el contrario.

Además, ambos países han incrementado sus intervenciones en el mercado recientemente, a diferencia de Brasil, que ha reducido los montos en sus subastas de swaps cambiarios para guardar municiones.

La política monetaria debería ayudar además a algunas monedas de mercados emergentes a tener mejores desempeños que otras.

Con la excepción de Indonesia, Rusia y Brasil, los bancos centrales muestran un sesgo hacia una mayor expansión en su política en 2015 ante el vacilante crecimiento global, según estrategas de Brown Brothers Harriman.

En algunos países, como Chile, los encargados de las políticas van a hacer frente a una decisión difícil: podrían querer reducir las tasas para estimular a sus economías, pero podrían arriesgar una nueva ola de debilidad en sus monedas.

"Pese a una mayor aversión al riesgo, creemos que la diferenciación va a seguir siendo crucial", escribió Drausio Giacomelli, jefe de investigación de mercados emergentes de Deutsche Bank.

Reporte adicional de Vuyani Ndaba en Johanesburgo, Sarbani Haldar en Bengaluru, Miguel Ángel Gutiérrez en Ciudad de México y Nevzat Devranoğlu en Estambul

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below