BCE se arriesga a anular efecto de estímulos si opta por solución de consenso

jueves 8 de enero de 2015 15:47 GYT
 

Por Marius Zaharia

LONDRES (Reuters) - El Banco Central Europeo está considerando tres opciones principales para inyectar dinero en la economía de la zona euro pero dos de ellas podrían dañar la confianza en los estados más endeudados del bloque, lo que anularía el efecto buscado.

Con la baja de los precios al consumidor de diciembre, para los mercados financieros ya no se trata de saber si el BCE va a actuar para impulsar el crecimiento económico y eludir una espiral deflacionaria, sino de cuándo lo hará.

El presidente del BCE, Mario Draghi, podría hacer un anuncio sobre un programa del banco para comprar deuda soberana en la próxima reunión del Consejo de Gobierno del banco central, el 22 de enero.

El escenario principal para los mercados es que el BCE imitará a sus pares de Estados Unidos, Japón y Gran Bretaña y aplicará un alivio cuantitativo por medio de la compra de bonos en montos proporcionales a la participación de cada estado de la zona euro en el banco.

Pero las objeciones del Bundesbank, el banco central alemán, a que el BCE asuma riesgos sobre deuda soberana han generado dos soluciones de consenso, como se desprende de las últimas declaraciones de Peter Praet, economista jefe del BCE.

La segunda alternativa es que los bancos centrales nacionales compren la deuda de sus propios gobiernos, para que el riesgo se quede dentro del país en cuestión.

La tercera propuesta es que el BCE compre sólo bonos que tengan calificación AAA con la esperanza de que los inversores elijan deuda con calificaciones inferiores de gobiernos más débiles dentro del bloque, que aunque son más riesgosas ofrecen mejores retornos.

Sin embargo, los economistas creen que la segunda y la tercera opción podrían ser contraproducentes. Si el BCE no está dispuesto a asumir el riesgo de mantener deuda de Grecia, Italia, España o Portugal, los inversores privados se podrían preguntar por qué tendrían que hacerlo ellos.   Continuación...

 
Una escultura con el logo del euro a las afueras del Banco Central Europeo en Fráncfort, oct 26 2014. El Banco Central Europeo está considerando tres opciones principales para inyectar dinero en la economía de la zona euro pero dos de ellas podrían dañar la confianza en los estados más endeudados del bloque, lo que anularía el efecto buscado.        REUTERS/Ralph Orlowski