Jefe de JPMorgan dice que los bancos están "bajo asedio" tras reportar caída de ganancias

miércoles 14 de enero de 2015 12:22 GYT
 

Por Tanya Agrawal y David Henry

(Reuters) - JPMorgan Chase & Co reportó el miércoles una caída de 6,6 por ciento en sus ganancias trimestrales debido a unos costos legales que superaron los 1.000 millones de dólares, lo que llevó al presidente ejecutivo Jamie Dimon a decir que los prestamistas están actualmente "bajo asedio".

El mayor banco de Estados Unidos por activos acordó en noviembre pagar 1.000 millones de dólares en sanciones por una supuesta manipulación del mercado cambiario. Las investigaciones sobre estas y otras áreas de negocio del banco continúan.

Si bien los gastos legales aumentaron a 1.100 millones de dólares en el cuarto trimestre, desde los 847 millones de dólares en igual periodo del año pasado, los costos legales totales del 2014 -de 2.900 millones de dólares- fueron mucho menores que los 11.100 millones de dólares registrados el 2013.

"Los bancos están bajo asedio", dijo el miércoles Dimon en una conferencia telefónica con periodistas, en respuesta a una pregunta sobre los costos legales del banco.

"Tenemos cinco o seis reguladores que vienen sobre nosotros en todos los temas (...) Obviamente, las empresas cometen errores. Tratamos de resolverlo, tratamos de arreglarlo, lo admitimos", dijo.

Aparte de los costos legales, las ganancias de JPMorgan (JPM.N: Cotización) se vieron afectadas por una caída del 14 por ciento en los ingresos por operaciones de renta fija, después de ajustes por la venta del negocio del banco de materias primas físicas y por cambios contables.

SEÑALES DE OTROS RESULTADOS   Continuación...

 
Un operador de JPMorgan Chase trabaja en el stand de la compañía en la bolsa de Nueva York. Imagen de archivo, 28 agosto, 2014.  JPMorgan Chase & Co, el mayor banco de Estados Unidos por activos, reportó el miércoles una caída de 6,6 por ciento en sus ganancias trimestrales, golpeado por unos costos legales de casi 1.000 millones de dólares y una mayor cantidad de fondos reservados para cubrir préstamos incobrables. REUTERS/Brendan McDermid