Precios al productor de EEUU registran en diciembre mayor caída en más de tres años

jueves 15 de enero de 2015 13:00 GYT
 

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - Los precios al productor en Estados Unidos registraron en diciembre su mayor caída en más de tres años debido a un desplome de los costos de la energía, mientras que las presiones sobre la inflación subyacente se mantuvieron contenidas.

Otros datos publicados el jueves mostraron que el número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo aumentó la semana pasada a un máximo nivel en cuatro meses.

Eso, sin embargo, no alteró el panorama de una mejoría del mercado laboral debido a que el dato es difícil de ajustar por variaciones estacionales en esta época del año.

"Eso hace más difícil el trabajo de la Fed", dijo el economista senior de PNC Financial Services Group en Pittsburgh Gus Faucher.

"Prevemos que la inflación se desacelere (...) la Fed necesita ser más cautelosa sobre las alzas de las tasas de interés", agregó, en referencia a la Reserva Federal de Estados Unidos, que debe decidir cuándo comenzar a elevar las tasas de interés referenciales.

El Departamento del Trabajo dijo que su índice de precios al productor para la demanda final declinó un 0,3 por ciento, la mayor caída desde octubre de 2011, luego de perder un 0,2 por ciento en noviembre.

En los 12 meses hasta diciembre, los precios al productor aumentaron un 1,1 por ciento, el menor avance desde noviembre de 2013, luego de subir un 1,4 por ciento en noviembre.

Una medición más amplia de las presiones inflacionarias subyacentes al productor que excluye alimentos, energía y servicios comerciales subió un 0,1 por ciento tras permanecer estable en noviembre.   Continuación...

 
Los rascacielos de Chicago vistos atrás de un lago parcialmente congelado. Imagen de archivo, 5 enero, 2015. Los precios al productor en Estados Unidos registraron en diciembre su mayor caída en más de tres años debido a un desplome de los costos de la energía, mientras que las presiones sobre la inflación subyacente se mantuvieron contenidas. REUTERS/Jim Young