16 de enero de 2015 / 19:28 / hace 3 años

ENTREVISTA-"Rey de la soja" de Argentina abdica en favor del negocio de biotecnología

BUENOS AIRES (Reuters) - La firma que lideró la masiva expansión del cultivo de soja en Argentina durante las últimas dos décadas ha reducido discretamente su área de siembra en más de un 50 por ciento a raíz de la caída de la rentabilidad por una alta inflación, elevados impuestos y restricciones a la exportación.

Los Grobo, que solía ser conocido como el "Rey de la soja" del país sudamericano, ha abandonado ese trono para dedicarse a lo que el presidente de la empresa, Gustavo Grobocopatel, ve como el futuro: la biotecnología.

"El negocio agrícola en Argentina es poco rentable, o no rentable, porque aumentaron los costos, bajaron los precios y la presión impositiva es exorbitante", dijo el ejecutivo en una entrevista con Reuters. "Es subsistencia, digamos", añadió.

Entre los problemas que enfrentan los agricultores locales se encuentran la inflación anual de dos dígitos, severas restricciones al acceso a divisas y a las importaciones, las limitaciones oficiales a la exportación de trigo y maíz y un impuesto del 35 por ciento a las ventas externas de soja.

Los Grobo ha recortado la superficie agrícola que gestiona a 50.000 hectáreas, desde las 120.000 hectáreas que trabajaba hace tres años.

"Nuestra compañía es ahora una compañía básicamente de servicios a los productores agropecuarios. La producción se achicó y creció mucho el área de servicios", dijo Grobocopatel.

La expectativa de los productores agrícolas es que las elecciones presidenciales de octubre traerán cambios en las políticas oficiales para el sector. Pero pase lo que pase, la firma Los Grobo cree que los agricultores que permanezcan en el negocio necesitarán más y mejores consejos que nunca.

"Para producir, un productor necesita servicios de logística, financieros, transferencia tecnológica, de 'know-how', de gestión de riesgos. Estamos invirtiendo mucho en 'research and development' (investigación y desarrollo)", señaló Grobocopatel.

"Las transformaciones que nosotros vimos en los últimos 20 años van a ser mucho más importantes en los próximos 10 años. Tenemos que prepararnos para eso", añadió.

El interés de la compañía incluye, entre otras cosas, la siembra de precisión, que identifica las necesidades de los cultivos en una base de metro por metro cuadrado.

"Yo creo que va a haber una nueva ola de revolución tecnológica muy importante que estará basada en la convergencia de varias tecnologías: la biotecnología, la agricultura de precisión, nuevas moléculas químicas, innovaciones organizacionales que van a transformar el agro nuevamente de acá a 10 años", detalló.

Argentina es el tercer mayor exportador mundial de soja y el principal proveedor internacional de harina y aceite derivados de la oleaginosa.

Los tres principales candidatos hasta ahora para los comicios presidenciales de octubre -el alcalde de la ciudad de Buenos Aires Mauricio Macri, el gobernador de la provincia homónima Daniel Scioli, y el diputado Sergio Massa- han prometido reformar las políticas para el sector agrícola.

La presidenta Cristina Fernández, cuyas políticas son muy resistidas por el sector desde hace años, está legalmente impedida de competir por un tercer mandato consecutivo.

Grobocopatel dijo que una modificación de las reglas impositivas y comerciales para el sector podría ayudar a Argentina a incrementar su producción anual de granos a 160 millones de toneladas en tres o cuatro años, desde los 100 millones que cosecha actualmente.

Editado en español por Maximiliano Rizzi

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below