Cobre baja por precaución de inversores y subida de inventarios

jueves 22 de enero de 2015 08:53 GYT
 

Por Eric Onstad

LONDRES (Reuters) - El cobre caía el jueves desde sus máximos en una semana, después de que quedó en evidencia el exceso de suministro del mercado por los crecientes inventarios y la espera de precios más débiles por parte de los consumidores.

* También afectó al mercado la toma de beneficios en las posiciones largas, construidas sobre las expectativas de que el Banco Central Europeo (BCE) anunciará un importante programa de compra de bonos durante la jornada.

* La mayoría de los consumidores industriales estaban a la espera de que caigan más los precios, señaló Robin Bhar, jefe de análisis de metales en Societé Generale.

* Los inventarios del cobre en la Bolsa de Metales de Londres aumentaron en 5.925 toneladas el jueves, hasta las 225.375 toneladas, un alza del 27 por ciento en lo que va de mes.

* El cobre a tres meses se depreciaba un 1,3 por ciento, a 5.697 dólares por tonelada a las 1111 GMT, recortando las ganancias de la sesión previa, cuando superó la marca de 5.800 dólares por vez primera desde el 13 de enero.

* El contrato más comerciado para marzo en Shanghai subía un 0,6 por ciento, a 41.560 yuanes (6.676 dólares) la tonelada, tras recortar sus avances previos en hasta un 2 por ciento.

* La debilidad durante las horas de operaciones en Asia reflejan cierto escepticismo por parte de los operadores regionales sobre el impacto de cualquier decisión del BCE, dijo Daniel Hynes, estratega de ANZ en Sídney.

* Se espera que el BCE anuncie el jueves un plan para comprar bonos gubernamentales, recurriendo a su última gran herramienta política para intentar insuflar vida a la atribulada economía de la zona euro y enfrentar la deflación.   Continuación...

 
El proceso de manufactura de cátodos de cobre es fotografiado en el interior de una planta procesadora de Codelco en Ventanas. Imagen de archivo, 7 enero, 2015.  El cobre caía el jueves desde sus máximos en una semana, después de que quedó en evidencia el exceso de suministro del mercado por los crecientes inventarios y la espera de precios más débiles por parte de los consumidores. REUTERS/Rodrigo Garrido