Deuda venezolana cierra a la baja, mercados cautos ante inminente alza de combustibles y devaluación

jueves 22 de enero de 2015 17:45 GYT
 

Por Eyanir Chinea

CARACAS (Reuters) - La deuda venezolana cerró el jueves a la baja mientras el mercado se mantuvo cauto ante una inminente devaluación y el aumento de la gasolina más barata del mundo, anunciados la noche previa por el presidente Nicolás Maduro.

El mandatario socialista, presionado por la recesión, la escasez y los altos precios, se decantó por mantener -al menos provisionalmente- un sistema de cambio controlado operado con tres mecanismos, que incluye una tasa fuertemente subsidiada para la compra de alimentos y medicinas.

No obstante, su Gobierno introducirá modificaciones que derivarían en una subida del tipo de cambio para el resto de las importaciones, catalogado por analistas como una devaluación.

Además, Maduro dijo que "llegó el momento" de subir el precio de los combustibles, una medida que ha sido detonante de protestas en el país petrolero.

El inminente aumento de la gasolina colocaría presión extra a unos precios cercanos a la hiperinflación, al aumentar los fletes de los alimentos y productos básicos, en un país donde la gran mayoría de la mercancía es transportada vía terrestre.

Economistas han agregado que un aumento en los tipos de cambio también generaría presión inflacionaria.

Los expertos habían recomendado una receta similar para aplacar la sed de divisas en el país, agravada por el desplome de los ingresos petroleros que son fuente del 95 por ciento de los dólares que entran al país sudamericano.

La falta de detalles sobre el funcionamiento y tasas de cambio de los nuevos mecanismos cambiarios, sin embargo, limitaban las reacciones del mercado. Maduro dijo que sus ministros ahondarán en el asunto, pero no mencionó cuándo.   Continuación...

 
El centro de Caracas visto desde lo alto de la montaña Waraira Repano. Imagen de archivo, 25 agosto, 2014. La deuda venezolana abrió el jueves ligeramente a la baja y el mercado se mantenía cauto ante la perspectiva de una devaluación y un aumento de la gasolina más barata del mundo, medidas que fueron adelantadas en la víspera por el presidente Nicolás Maduro.  REUTERS/Jorge Silva