UE se abre a extensión de deuda para Grecia, no a condonación

lunes 26 de enero de 2015 09:08 GYT
 

Por Philip Blenkinsop

BRUSELAS (Reuters) - Europa mostró el lunes la voluntad de dar a Atenas más tiempo para pagar sus deudas, si bien dio pocas señales de que las vaya a perdonar, como exige el nuevo Gobierno griego.

Líderes y altos funcionarios de la Unión Europea respondieron a la victoria del partido antirescate Syriza en las elecciones griegas del domingo con advertencias de que una reestructuración de su deuda enviaría un mensaje equivocado a otros miembros de la zona euro.

Los ministros de Finanzas de la zona euro se reunieron el lunes en Bruselas para analizar cómo actuar con Grecia tras el cambio de gobierno, sobre todo debido a que el actual programa de rescate del país heleno expira el 28 de febrero.

El euro cayó a su mínimo en 11 años después de que el triunfo de Syriza colocó a Atenas en rumbo de colisión con los prestamistas internacionales, amenazando potencialmente su permanencia dentro del bloque de la moneda única.

Sin un plan de rescate, Atenas no podrá participar en el programa de compra de bonos gubernamentales del Banco Central Europeo (BCE) y tendrá problemas para financiarse en el mercado.

Si Grecia se niega a pagar la deuda contraída con la zona euro, es probable que los inversores privados tampoco le presten dinero, dijeron funcionarios.

Se espera que los ministros de Finanzas anuncien que podrían extender el actual rescate a Atenas para dar tiempo al nuevo gobierno a negociar su política económica con los prestamistas internacionales y hablar sobre el aplazamiento del pago de lo que Grecia les debe.

El primer ministro finlandés, Alexander Stubb, dijo que su país está dispuesto a discutir un aplazamiento si el nuevo gobierno puede comprometerse con los contratos acordados y las reformas estructurales prometidas.   Continuación...

 
Personas observan una pantalla donde el líder del partido Syriza realiza un discurso luego de ganar las elecciones en Atenas, 25 enero, 2015. Europa mostró el lunes la voluntad de dar a Atenas más tiempo para pagar sus deudas, si bien dio pocas señales de que las vaya a perdonar, como exige el nuevo Gobierno griego. REUTERS/Yannis Behrakis