3 de febrero de 2015 / 18:04 / en 3 años

Gobierno colombiano insiste en "crucial" desminado para avanzar en diálogo de paz con las FARC

El jefe de la delegación oficial colombiana en el diálogo de paz con la guerrilla de las FARC, Humberto de la Calle (a la derecha en la imagen), junto al asesor de seguridad Sergio Jaramillo en La Habana, feb 2 2015. El Gobierno de Colombia considera "crucial" lograr el desminado de los campos en el país para reducir la intensidad del violento conflicto armado interno y lograr un acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC. REUTERS/Stringer

LA HABANA (Reuters) - El Gobierno de Colombia considera “crucial” lograr el desminado de los campos en el país para reducir la intensidad del violento conflicto armado interno y lograr un acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC.

El jefe de la delegación oficial colombiana en el diálogo, Humberto de la Calle, dijo el martes que el tema se ha tratado durante varias semanas en la mesa de negociaciones en La Habana y expresó el “deseo del Gobierno y la necesidad de que se proceda en esos gestos” para el desescalamiendo del conflicto.

“El tema del desminado sabemos que es crucial para muchas comunidades colombianas”, dijo a periodistas en una inusual declaración a su llegada al centro de convenciones en La Habana donde se celebran las conversaciones.

Sus comentarios fueron en respuesta a una declaración previa del guerrillero Pastor Alape -uno de los miembros de la delegación de las FARC-, quien aseguró que el asunto del desminado sería tratado en la mesa.

“Estamos sorprendidos con una respuesta de hace algunos minutos de la delegación de las FARC. Desde hace varias semanas hemos tratado el tema de gestos para el desescalamiento del conflicto y en particular una propuesta sobre desminado. Eso no es ninguna especulación”, insistió De La Calle, ex vicepresidente de Colombia.

El conflicto interno ha convertido a Colombia en una de las naciones más afectadas por las minas terrestres. En el país sudamericano, las FARC han colocado gran parte de las minas terrestres y aparatos explosivos en áreas rurales, según informes de grupos de activistas. [nL2N0TN0YX]

Casi 11.000 colombianos han resultado heridos o muertos por minas terrestres y dispositivos sin explotar desde 1990, de los cuales 1.101 eran niños, según las últimas cifras del Gobierno.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos reanudaron el lunes los diálogos de paz con el reto de acelerar las conversaciones en el tema de la reparación a las víctimas, uno de los claves para poner fin a más de medio siglo de confrontación.

Aunque las partes han dialogado durante más de dos años en La Habana, siguen combatiendo sin tregua en las selvas y las montañas de Colombia. El proceso busca acabar con el conflicto que ha dejado más de 200.000 muertos y millones de desplazados.

Las partes que han logrado acuerdos parciales para dar acceso a las tierras a los campesinos pobres, sobre las garantías para la participación política de la guerrilla y el combate al narcotráfico. Quedan pendientes temas como la compensación a las víctimas, el fin del conflicto y la forma de aprobación de un eventual pacto.

Reporte de Nelson Acosta; Editado por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below